Si prefieres ver la web siempre en español, haz click aquí.

Eficiencia energética: qué es y por qué es parte fundamental del futuro

El futuro de la sostenibilidad pasa por alcanzar cada día una mayor eficiencia energética. Te explicamos qué es, cómo se mide y cómo podemos integrarla en nuestro día a día.

¿Qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética es la optimización del consumo de energía que nos permite alcanzar los mismos niveles de confort y calidad de vida con la implementación de mecanismos para ahorrar energía y evitar pérdidas durante todo el proceso.

En definitiva, la eficiencia energética busca un equilibrio entre un consumo de energía y el uso de los servicios básicos que necesitamos en nuestro día a día. Los avances tecnológicos en la producción de energía, su transporte y dispositivos que nos ayuden a ahorrar son fundamentales para lograr esa eficiencia energética.   

Para que te hagas una idea más clara: una lavadora consume una determinada cantidad de energía para que puedas lavar tu ropa. Con medidas que apuesten por la eficiencia energética, habrá lavadoras capaces de ofrecerte el mismo servicio, con la misma calidad o superior y, además, gastando mucho menos.

 

Todos los actores implicados en mejorar la eficiencia

Aunque la eficiencia energética pueda parecer un tema novedoso, cada vez son más los actores implicados en promoverla, desde organismos gubernamentales, empresas de producción de energía y, sobre todo, consumidores.

Al final, estamos hablando de un concepto tan importante para nuestro futuro que toda aportación es fundamental para alcanzar los objetivos de eficiencia y sostenibilidad energética.

  • Gobiernos: tanto a nivel nacional como en la UE se están promoviendo acciones para lograr índices cada vez mayores de eficiencia energética. El objetivo es disminuir el gasto de energía y los problemas de contaminación que provoca.
    Además, la implementación de alternativas más eficientes, como la producción local de energía limpias, permite una menor dependencia de los de los mercados exteriores y una mayor estabilidad de los precios futuros de la energía.
  • Empresas de producción de energía: cada vez más las empresas que producen energía están adoptando los principios de eficiencia energética. Una firme apuesta por el uso de fuentes renovables permite producir energía reduciendo el impacto medioambiental, incluso llegando a sistemas de producción de cero emisiones.
  • Consumidores: son una parte fundamental de gran impulso que están teniendo las medidas de eficiencia energética. Su compromiso, cada vez mayor, por el cuidado del medio ambiente es una fuerza importantísima para que estas medidas avancen cada vez a mayor velocidad.
    El control del gasto, la apuesta por electrodomésticos eficientes y el número de usuarios que apuestan cada vez más por tarifas de luz ecológicas, son cables para acelerar el avance hacia un futuro más sostenible.

 

¿Cómo se mide la eficiencia energética?

Los principales estándares para medir la eficiencia energética son la norma ISO 50001 y la IPMVP (International Performance Measurement and Verification). Se trata de normas y protocolos para medir las acciones de eficiencia energética y la optimización del uso de la energía en los procesos de producción.

A nivel doméstico, dentro de nuestros hogares es mucho más fácil medir la eficiencia energética en base a dos criterios:

  1. Disminución del consumo: comparando la energía consumida entre dos periodos de tiempo.
  2. Apostando por energías verdes: la procedencia de la energía de fuentes sostenibles tiene un gran impacto en la eficiencia energética, aunque mantengamos el mismo nivel consumo.

 

La certificación energética, nuestra aliada para descubrir la eficiencia

La concienciación global, la responsabilidad de los fabricantes y productores, así como las ayudas de las administraciones están creando herramientas de colaboración para que la eficiencia energética esté presente en todas partes.

Para poder acreditar la eficiencia energética en electrodomésticos, viviendas o edificios surge la certificación energética. Un etiquetado sencillo para que podamos apostar más fácilmente por productos y servicios más eficientes energéticamente.

  • Un color verde oscuro nos indica que estamos ante un producto de una gran eficiencia.
  • Por el contrario, el rojo indica que estamos ante una eficiencia energética muy baja.

Además, cada color va acompañado de una letra (de la A, a la G) que divide siete categorías de eficiencia, siendo la A la eficiencia más alta.

 

Eficiencia energética en edificios

La eficiencia energética de los edificios tiene en cuenta el consumo de energía (kWh por m2) y las emisiones de CO2 (en kilogramos por metro cuadrado). Si el edificio logra la clasificación máxima (A), significa que consume hasta un 90% menos de energía que cualquier edificio de la categoría más baja (G).

Los edificios que hoy son clasificados con la A disponen de unas características basadas en los criterios de las casas pasivas. En su construcción se tiene en cuenta factores como la ubicación y los materiales para aprovechar al máximo la energía natural.

 

Eficiencia energética en electrodomésticos

En el caso de los electrodomésticos, la eficiencia energética tiene en cuenta el consumo anual de energía en kWh según el uso estimado promedio. También se aplican, siempre que proceda, el gasto de agua promedio y el nivel de ruido.  

De nuevo, la clasificación está dividida en siete categorías con colores del verde al rojo y letras de la A a la G. Con la nueva normativa los electrodomésticos más eficientes tienen la categoría B y han dejado desierta la letra A, para hacer hueco a los nuevos avances que tengan lugar. Las antiguas categorías A+, A++ o A+++ se han eliminado ya que creaban cierta confusión entre los consumidores.

Entre los compromisos con la eficiencia energética se incluye una revisión del etiquetado cuando al menos el 30% de los nuevos electrodomésticos obtenga la categoría A.

¿Sabías que los coches también tienen certificado energético?

Aunque estamos más acostumbrados a conocer la clasificación de la DGT en lo que respecta a contaminación (0 emisiones, ECO, B y C) también existe una clasificación de los coches en cuanto a su eficiencia energética, similar a la de los electrodomésticos (de la A a la G).

En este caso, la clasificación de eficiencia energética para los coches se establece de la siguiente forma.

  • A: tiene un consumo como mínimo un 25% menor que la media.
  • B: tiene un consumo entre un 15% y un 25% menor que la media.
  • C: tiene un consumo entre un 5% y un 15% menor que la media.
  • D: tiene un consumo entre un 5% mayor y un 5% menor que la media.
  • E: tiene un consumo entre un 5% y un 15% mayor que la media.
  • F: tiene un consumo entre un 15% y un 25% mayor que la media.
  • G: tiene un consumo un 25% mayor que la media.

Aunque este tipo de etiquetado aún no está muy extendido, puedes conocer el certificado de eficiencia energética de tu vehículo en la página web del Ministerio para la Transición Ecológica. Eso sí, vas a necesitar conocer algunos datos técnicos de tu vehículo.

 

¿Cómo puedo mejorar mi eficiencia energética en el día a día?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que cualquier cambio, por pequeño que te parezca, mantenido en el tiempo es un gran avance. Existen gran cantidad de acciones que podemos hacer para, poco a poco, mejorar nuestra eficiencia energética.

En función de tus posibilidades podrás ir avanzando en aportar tu granito de arena hacia un modelo más sostenible. Lograr el equilibrio entre un consumo más eficiente sin perder calidad de vida es mucho más fácil de lo que crees.

  • Aprovecha la luz natural y cambia tus bombillas por LED: con esta sencilla medida puedes llegar a conseguir valores de eficiencia energética por encima del 80%, además de un gran ahorro en tus facturas.
  • Reformas: si vas a hacer una reforma en tu casa es un buen momento para aprovechar y optar por materiales y ventanas con una mejor capacidad de aislamiento. Con ello vamos a conseguir un gran ahorro tanto en calefacción como aire acondicionado.
  • Electrodomésticos: apostar por electrodomésticos lo más eficientes posible siempre requiere un esfuerzo inicial más alto, pero a la larga se traduce en ahorro y una gran mejora de la eficiencia energética de nuestro hogar.
  • Calderas: si dispones de caldera individual de agua intenta regular la temperatura del agua en función de la estación del año. Con una menor temperatura en los meses más calurosos obtenemos los mismos resultados y ganamos mucho en eficiencia energética. 
  • En la comunidad de vecinos: apostar por luces LED y sistemas de detección de presencia mejora mucho la eficiencia de los sistemas de iluminación de las zonas comunes. Una práctica cada vez más extendida tanto en edificios como en garajes comunitarios.
  • Tarifas: cada vez son más las alternativas que te permiten consumir energía 100% sostenible con tarifas planas de luz que tienen una cuota totalmente personalizada a tus necesidades.

En Endesa estamos comprometidos por un futuro más eficiente energéticamente y apostamos, cada día más, por el uso de energías limpias y sostenibles. Tanto grandes como pequeños pasos hacia adelante están consiguiendo que estemos reduciendo el impacto ambiental del consumo de energía. En gran parte, todo es posible gracias a ti.

icono consejo Ir al consejo Icono facebook ir a Facebook Icono Twitter ir a Twitter Icono Youtube ir a Youtube Icono Messenger ir a Messenger Icono Linkedin ir a Linkedin Icono Instagram ir a Instagram Logo del enlace compartido ir al enlace compartido marca de verificación icono de marca de verificación icono de flecha hacia abajo icono de flecha hacia abajo anterior ir al anterior próximo ir al próximo icono de cerrar cerrar icono de añadir añadir icono de aumentar aumentar flecha oblicua mira de manera oblicua flecha hacia abajo flecha hacia abajo icono de buscador buscador icono de buscador buscador icono de compartir compartir icono de filtro filtrar icono de correo enviar correo icono de figura correo correo icono de teléfono teléfono icono de fax fax icono de imprimir imprimir icono de play play icono de usuario ir a la sección de usuario icono de error un error ha ocurrido icono de información Información Icono de me gusta Me gusta Icono de me gusta Me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de reloj Reloj Icono de lámpara lámpara Icono de lista Lista Icono de mapa Ir al mapa Icono de teléfono Teléfono Icono de emergencia Emergencia Icono de pausa Pausar Icono de play Play Icono de cierre de sesión Cerrar sesión Icono de teléfono Teléfono