Si prefieres ver la web siempre en español, haz click aquí.

Hidrógeno Verde

Estas dos palabras se han puesto más de moda que nunca, pero es importante conocer realmente cual es el valor añadido de este vector energético con el objetivo de aplicarlo de la forma más eficiente posible. Javier Maceiras, responsable de Desarrollo de Proyectos de Hidrógeno Verde y Transición de Endesa. 

 

Por Javier Maceiras

A día de hoy, el 98% del hidrógeno que se consume a nivel mundial proviene de fuentes fósiles, por lo que en su proceso productivo emite grandes cantidades de CO2 (entre 10 y 20 toneladas de CO2 por cada tonelada de Hidrógeno); aproximadamente una cantidad equivalente a las emisiones de Reino Unido e Indonesia de forma conjunta. A diferencia de este hidrógeno que proviene de fuentes fósiles y se denomina Hidrógeno Gris, el Hidrógeno Verde es el que se obtiene a partir de la electrólisis del agua empleando energía generada por fuentes renovables. La adopción del Hidrógeno Verde es crucial para conseguir los objetivos de reducción de emisiones en determinados procesos productivos como se describe a continuación.

La descarbonización de la mayoría de los sectores se puede llevar a cabo a través de la electrificación directa, que en general es una manera de descarbonizar más eficiente que el uso del Hidrógeno Verde, ya que la eficiencia de conversión de los electrolizadores comerciales actuales está en el entorno del 60%. Sin embargo, hay sectores donde el camino hacia la electrificación para reducir emisiones no es el más eficiente o, directamente, no es posible; son los llamados “sectores difíciles de abatir”, como el sector del refino de petróleo, la producción de amoníaco, la producción de metanol, la producción del acero o industrias con requerimientos de calor de alta temperatura. Se trata de sectores que necesitan gran cantidad de energía y que pueden descarbonizarse de manera eficiente usando Hidrógeno Verde. Es en esos sectores en donde se deben enfocar los esfuerzos dando al Hidrógeno Verde el lugar que tiene que tener en la transición energética; y siendo conscientes de que esta tecnología todavía no está en su pleno desarrollo, aún no es competitiva y requiere de grandes cantidades de electricidad renovable para su funcionamiento. Por eso se necesita seguir investigando y, mientras se trabaja en esta línea, contar con ayudas que permitan que el desarrollo tecnológico y la mayor implementación (escala) hagan viable la tecnología del Hidrógeno Verde, análogamente a lo que sucedió hace pocos años con la movilidad eléctrica.

Debido a la baja densidad del hidrógeno, la eficiencia y competitividad en la utilización del mismo se reducen significativamente si debe ser almacenado por largos períodos de tiempo o transportado a medias y largas distancias. Por eso es importante que su producción se lleve a cabo cerca de las propias industrias que lo van a consumir, evitando su transporte en la medida de lo posible. En el caso de que haya que transportar energía, diversos estudios muestran que es más eficiente transportar la energía en forma de electricidad, y poner el electrolizador junto al centro de consumo, que transportar hidrógeno. Especialmente en el caso de que la capilaridad de la red eléctrica existente sea mucho mayor que la de la red de gas/hidrógeno como es el caso de España. También se debe tener en cuenta que la fiabilidad de la red eléctrica es muy alta mientras que la de una red de Hidrógeno está por demostrar.

Por otro lado, el impacto ambiental, riesgo para la seguridad de seres vivos y la dificultad de desarrollar el permitting asociados a tuberías de gran tamaño y longitud dedicadas al transporte de Hidrógeno es mucho mayor que el transporte de energía mediante líneas eléctricas existentes. Además, la instalación de tuberías dedicadas al transporte de Hidrógeno representa una alternativa menos flexible que la instalación de líneas eléctricas equivalentes ya que, por un lado, los usos de la electricidad son más amplios que los usos del Hidrógeno, y por otro el flujo de energía en las tuberías es unidireccional mientras que en las líneas eléctricas es bidireccional.

Como conclusión se puede añadir que el Hidrógeno Verde será un elemento clave en la transición energética como complemento a la electrificación en aquellos sectores con emisiones difíciles de abatir (refino de petróleo, amoníaco o industrias que usen calor de alta temperatura, entre otros). Dado el estado actual e incipiente de la tecnología de Hidrógeno Verde y los costes y eficiencias asociados a la misma, la utilización de este recurso debe hacerse únicamente en sectores donde no haya otra alternativa más eficiente de descarbonización, evitando el transporte de Hidrógeno a largas distancias.

Contenido relacionado

icono consejo Ir al consejo Icono facebook ir a Facebook Icono Twitter ir a Twitter Icono Youtube ir a Youtube Icono Messenger ir a Messenger Icono Linkedin ir a Linkedin Icono Instagram ir a Instagram Logo del enlace compartido ir al enlace compartido marca de verificación icono de marca de verificación icono de flecha hacia abajo icono de flecha hacia abajo anterior ir al anterior próximo ir al próximo icono de cerrar cerrar icono de añadir añadir icono de aumentar aumentar flecha oblicua mira de manera oblicua flecha hacia abajo flecha hacia abajo icono de buscador buscador icono de buscador buscador icono de compartir compartir icono de filtro filtrar icono de correo enviar correo icono de figura correo correo icono de teléfono teléfono icono de fax fax icono de imprimir imprimir icono de play play icono de usuario ir a la sección de usuario icono de error un error ha ocurrido icono de información Información Icono de me gusta Me gusta Icono de me gusta Me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de reloj Reloj Icono de lámpara lámpara Icono de lista Lista Icono de mapa Ir al mapa Icono de teléfono Teléfono Icono de emergencia Emergencia Icono de pausa Pausar Icono de play Play Icono de cierre de sesión Cerrar sesión Icono de teléfono Teléfono