• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

Guía definitiva por si no tienes luz en casa

Entender bien la factura de la luz no solo es importante para comprender qué es lo que pagas, lo es también para tomar decisiones que afectan la eficiencia energética del hogar, el gasto y a la capacidad de adaptar el consumo de energía a tus necesidades.

A pesar de ello, existe un gran desconocimiento. El último Panel de Hogares de la CNMC sobre electricidad y gas del año 2019 ha señalado que un 22% de los hogares, más de dos de cada diez, desconocen la potencia incluida en su contrato de energía, un término que se especifica claramente en cada factura. No solo eso, un tercio de los hogares no sabe qué tipo de tarifa tiene contratada y tres de cada diez contratos con tarifa con discriminación por horas no ajustan sus hábitos de consumo a los tramos más económicos.

Por todo ello conocer cada uno de los conceptos que están reflejados en la factura de la luz es importante. Así sabrás qué pagas, por qué conceptos, a quién dirigirte en caso de duda o reclamación y analizar correctamente tu consumo. Os lo explicamos:

 

Resumen de la factura

La primera página de la factura refleja información básica para poder identificar de forma rápida las variables más importantes:

 

Identificación de la comercializadora de energía

Lo primero que encontrarás en la parte superior de la factura es la identificación de la empresa comercializadora, es decir, la empresa que te vende la electricidad. Será a la empresa a la que dirigirse en caso de desear una modificación en el servicio. Si quieres saber las diferencias entre distribuidora y comercializadora, te recomendamos este otro contenido: Comercializadoras, distribuidoras y mercados eléctricos.

 

Datos identificativos de la factura

Aquí encontrarás todos los datos que identifican esta factura y que necesitarás en el caso de tener que hacer alguna consulta o reclamación sobre esta. Esta información contiene dos partes importantes:

  • La propia identificación de la factura: Con su número (identificación fiscal), como referencia que permite localizar esta factura.
  • Fechas: Nos encontramos con varias:
    • Fecha de emisión de la factura.
    • Periodo de facturación: intervalo de tiempo cuyo consumo genera el cobro de la factura
    • Fecha de pago: En este caso hay dos posibilidades. La primera, la más común, si tiene domiciliado el pago cuándo pasará al cobro. La segunda, si no es así, la fecha de vencimiento, o límite para realizar el pago.

 

Nombre y dirección del receptor de la factura

Refleja tanto el nombre y apellidos de titular del contrato como su dirección postal.

 

Resumen de la factura

Aunque posteriormente se desglosará al detalle, en la primera página ya podemos ver lo que se paga y por cada concepto:

  • Potencia contratada: Importe fijo que por cada día se paga por la potencia contratada medida por kW. La potencia dependerá del número de aparatos eléctricos que se usen en el hogar a la vez, por lo que es importante contratar aquella que cubra nuestras necesidades, pero sin excesos que se pagan en la factura.
  • Consumo: Es el término variable de la factura y refleja que es lo que pagas por el gasto de electricidad que realizas según el precio que tenga la electricidad. Se mide en euros por kWh.
  • Descuentos: Se especifica y desglosa si tienes algún descuento tanto en el término fijo (potencia) como variable (consumo)

Aunque existen matices, especialmente en las zonas limítrofes, en líneas generales las compañías distribuidoras de electricidad se ocupan de los siguientes territorios:

  • Endesa: Cataluña, Aragón, Andalucía, Baleares, Canarias y la provincia de Badajoz.
  • Iberdrola: País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León excepto la provincia de Segovia y el oeste de la provincia de León, Madrid excepto el sur de la comunidad, la provincia de Cáceres, oeste de la provincia de Toledo, norte de la provincia de Guadalajara, Comunidad Valenciana y Murcia.
  • Unión Fenosa: Galicia, oeste de la provincia de León, provincia de Segovia, sur de la Comunidad de Madrid, provincia de Ciudad Real, provincia de Cuenca, la mayor parte de la provincia de Toledo y el sur de la provincia de Guadalajara.
  • EDP/HC: Asturias.
  • Viesgo: Cantabria y algunas zonas del sur y oeste de Asturias.
“Si no eres el único que se ha quedado sin luz, debes llamar a tu compañía distribuidora.”

Una avería en tu instalación: llamar a un técnico

Otra opción es que seas el único que se ha quedado sin electricidad. A tus vecinos les funciona todo perfectamente y basta salir de tu casa para ver que todas las farolas brillan.

En estos casos, lo más probable es que el problema esté en tu instalación eléctrica. Puedes hacer unas rápidas comprobaciones por tu cuenta, como por ejemplo acudir a tu cuadro eléctrico y revisar que todos sus interruptores están arriba. Podría ser que alguno hubiese saltado y bastaría con subirlo para recuperar la luz. Antes de hacerlo, apaga los aparatos eléctricos que estés usando (por ejemplo el horno o la lavadora), ya que el interruptor general podría haber saltado debido a que te estás pasando de potencia.

Si estos pequeños trucos no surten efecto, todo indica que tu instalación eléctrica tiene algún defecto. Solo un profesional autorizado puede ocuparse del asunto. Llegados a este punto, vas a encontrarte en una de estas dos situaciones:

1. No tienes un seguro de mantenimiento: te toca llamar a algún especialista de urgencias. Va a ser caro. Sin exagerar, 20 euros por desplazamiento y 40 euros por cada hora de trabajo. Y el problema es que es frecuente encontrarse precios más elevados aún.

2. Tienes un seguro de mantenimiento: tu instalación eléctrica está cubierta ante cualquier tipo de avería, con lo cual está todo pagado y no debes preocuparte. Especialmente si se trata de un seguro como OkLuz Assist, que te garantiza asistencia en menos de 3 horas. Tanto el desplazamiento como las 3 primeras horas de mano de obra te saldrán gratis (y es muy raro que tarden más de 3 horas en arreglar tu avería).

Si quieres vivir tranquilo, de ti depende eliminar la opción 1 y garantizarte la opción 2: un seguro que te salva a cualquier hora del día, cualquier día del año.

“Si eres el único que se ha quedado sin luz, es probable que sea una avería en tu instalación y tengas que llamar a un electricista.”

{{content.form.title}}

{{content.form.text}}

{{content.form.errors.required}}

{{content.form.errors.phone}}

{{content.form.errors.server}}

{{content.form.success.title}}

{{content.form.success.message}} {{model.phone}}

{{content.phone.title}}

{{content.phone.text}}

{{content.phone.phoneText}}

{{content.cta.title}}

{{content.cta.text}}

Han cortado la luz: hay que darla de alta

Si no tienes electricidad puede existir una razón de peso detrás: no tienes luz porque está cortada. Esto puede ocurrir cuando llegas a vivir a una obra nueva, cuando te mudas a una vivienda que ha estado mucho tiempo desocupada, o bien en caso de impago de facturas.

En cualquier caso, todo tiene remedio. Si se ha dado de baja el suministro, la solución es solicitar el alta.

En este contenido te explicamos todo lo que debes hacer para dar de alta la luz.

Implica una serie de costes (que se te cobrarán con la primera factura que llegue) y necesitarás algunos documentos (especialmente el Boletín Eléctrico, pero se trata de un proceso habitual.

“Si lo que ocurre es que la luz está dada de baja, lo único que tienes que hacer es solicitar el alta.”
icono consejo Ir al consejo Icono facebook ir a Facebook Icono Twitter ir a Twitter Icono Youtube ir a Youtube Icono Messenger ir a Messenger Icono Linkedin ir a Linkedin Icono Instagram ir a Instagram Logo del enlace compartido ir al enlace compartido marca de verificación icono de marca de verificación icono de flecha hacia abajo icono de flecha hacia abajo icono de cerrar cerrar icono de añadir añadir icono de aumentar aumentar flecha oblicua mira de manera oblicua flecha hacia abajo flecha hacia abajo icono de buscador buscador icono de buscador buscador icono de compartir compartir icono de filtro filtrar icono de correo enviar correo icono de figura correo correo icono de teléfono teléfono icono de fax fax icono de imprimir imprimir icono de play play icono de usuario ir a la sección de usuario icono de error un error ha ocurrido icono de información Información Icono de me gusta Me gusta Icono de me gusta Me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de reloj Reloj Icono de lámpara lámpara Icono de lista Lista Icono de mapa Ir al mapa Icono de teléfono Teléfono Icono de emergencia Emergencia Icono de pausa Pausar Icono de play Play Icono de cierre de sesión Cerrar sesión