• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

Planes Futur-e para la transición justa

Los proyectos Futur-e son las iniciativas que impulsamos en los entornos de las centrales térmicas que cesan su actividad para mitigar el impacto de la transición hacia un modelo de generación sin emisiones.

En Endesa estamos inmersos en el proceso de transición energética que permitirá evolucionar hacia un modelo energético sin emisiones a través de la descarbonización de la economía y la apuesta por las energías renovables. En este proceso tenemos un especial compromiso con el entorno de las centrales térmicas que se encuentran en fase de cierre de actividad, para paliar las consecuencias que pueda tener este cambio de modelo en el ámbito económico, ambiental y social.

Por eso hablamos de transición justa: nuestro objetivo es crear valor compartido con todos los agentes locales afectados y aplicar criterios de economía circular para conseguir nuevos modelos empresariales que funcionen en los diferentes entornos.

Para todas las centrales de carbón peninsular que hemos solicitado el cierre hemos presentado los Planes Futur-e, cuyo objetivo es contribuir a mitigar el impacto que estos cierres puedan tener sobre la población local. Los planes se estructuran en cuatro ejes de actuación: 

  • Búsqueda proactiva de empleo al personal directamente afectado
  • Fomento de la actividad económica y de empleo en la zona. Esto incluye los proyectos de energía renovable, las labores de desmantelamiento y el concurso internacional de proyectos. A través de este concurso queremos encontrar iniciativas que generen inversión y empleo en el entorno aprovechando el emplazamiento de las centrales.
  • Formación y capacitación, para conseguir el reciclaje profesional de las personas directamente afectadas y maximizar el porcentaje de empleo local en nuestros proyectos en la zona.
  • Sostenibilidad municipal: iniciativas para mitigar el impacto fiscal que los cierres generan en los municipios en los que están ubicados las centrales. Además, buscamos con los ayuntamientos medidas para fomentar la eficiencia energética de los municipios.

Actualmente hay cuatro instalaciones de producción con carbón para las que hemos solicitado el cierre. Estas centrales están ubicadas en Andorra (Teruel), Compostilla (León), As Pontes (A Coruña) y Carboneras (Almería) y cuentan con planes Futur-e personalizados para cada una de ellas en función de las características de cada entorno.

Imagen que representa a la economía circular

Futur-e en el Grupo Enel

El Grupo Enel, al que pertenece Endesa, está impulsando el cambio de modelo energético a través de la inversión en tecnología, innovación y en el impulso a las energías renovables. En Italia, al igual que en España, se está llevando a cabo un proceso de descarbonización en el que encontramos ya centrales térmicas que han finalizado su vida útil. En este contexto es donde nació Futur-e: una iniciativa que parte del diálogo con las comunidades locales para encontrar un futuro sostenible para los espacios ocupados por esas centrales que han dejado de funcionar.

El proyecto Futur-e que Enel ha iniciado en Italia es un modelo de economía circular, una oportunidad de desarrollo para las áreas donde se encuentran las 23 centrales y el área minera que han dejado de ser explotadas. Gracias a este proceso de apertura y de colaboración con los agentes locales algunos de estos espacios han mantenido su vocación industrial y otros han encontrado una segunda vida como museos o centros recreativos y culturales.

El objetivo de Futur-e es encontrar soluciones y proyectos más allá de los límites del sector energético, que se basen en criterios de sostenibilidad social, medioambiental y económica y que sirvan para crear valor compartido con la comunidad y el entorno de estos espacios industriales.

Saber más sobre los proyectos de Futur-e en Italia