• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

Movilidad eléctrica contra el cambio climático

Sustituir los vehículos de combustión por coches eléctricos es una de las apuestas más sólidas para reducir las emisiones de CO2 y ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas.

El transporte es uno de los sectores más contaminantes: aporta más de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, según el último estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). La sustitución de los vehículos de combustión por vehículos eléctricos se perfila como una de las mejores alternativas para reducir las emisiones de CO2 y combatir así el cambio climático.

La investigación e implantación de tecnologías alternativas es fundamental para reducir estas emisiones y las empresas privadas, además de las instituciones, desempeñan un importante papel en esta labor. En Endesa aportamos nuestro grano de arena apostando de manera firme por el impulso del coche eléctrico.

 

Vehículos más baratos y más eficientes

En los últimos 20 años, el coche eléctrico ha experimentado un importante avance tecnológico que no sólo ha abaratado su coste, sino que lo ha vuelto más eficiente. Los modelos actuales tienen entre 200 km y 400 km de autonomía, aunque hay marcas que pueden hasta duplicar este dato.

Este avance se está produciendo no solo por la innovación en las baterías, sino también por las mejoras en su diseño, en los sistemas de carga por frenada, en la mejor resistencia al viento, la conducción "Eco" y los sistemas de eficiencia energética que ayudan al conductor a reducir el consumo.

 

Consenso internacional

El apoyo institucional ha jugado un papel clave para el impulso y desarrollo del coche eléctrico. La Unión Europea ha visto la necesidad de impulsar la movilidad eléctrica no sólo como herramienta para alcanzar sus objetivos en la lucha contra el cambio climático, sino también como una oportunidad de la industria europea para ser competitiva en el sector mundial del automóvil.

Algunos países han tomado la iniciativa y ya han empezado a estudiar medidas para favorecer la introducción del vehículo eléctrico. Es el caso de Noruega y Países Bajos, que plantean prohibir la venta de vehículos de gasolina y diésel a partir del año 2025; Alemania estudia introducir la misma medida a partir de 2030 y Francia y Reino Unido, diez años después. Otra medida que se está estudiando en el parlamento europeo es la posibilidad de obligar por ley a que un 25% de los vehículos en circulación sean eléctricos a partir de 2025.

 

Medidas para reducir emisiones

En España deben circular, en 2020, más de 300.000 coches eléctricos para conseguir reducir en un 80% sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2050, según un reciente estudio de la consultora Deloitte.

Algunas ciudades de nuestro país ya son pioneras en impulsar medidas contra la contaminación que fomentan a su vez el uso del coche eléctrico. Es el caso de Madrid o Barcelona, que disponen de un sistema de restricciones a la circulación cuando los niveles de contaminación son elevados, y que pasan desde limitar la velocidad, hasta prohibir la circulación de coches de combustión dentro de la ciudad. Medidas que no se aplican a los conductores de coches eléctricos.

 

Energía renovable para contribuir al objetivo de cero emisiones

Un vehículo movido por baterías no contamina nada mientras circula, pero la energía consumida durante su fabricación y la de los materiales empleados sí pueden ser fuentes contaminantes. La buena noticia es que el impacto en el medio ambiente será cada vez menor. Según la legislación europea, en 2020, al menos un 40% de la producción eléctrica debe provenir de fuentes renovables, por lo que las emisiones indirectas de un coche eléctrico se situarán en algo más de 3 kilogramos de CO2 de media por cada 100 kilómetros, una quinta parte de las emisiones de un vehículo de gasolina actual.

En Endesa impulsamos el desarrollo de la generación de energía renovable a través de nuestra división de energías renovables, Enel Green Power España. La construcción de las instalaciones eólicas y solares adjudicadas en las dos últimas subastas de capacidad renovable del Gobierno supondrán una inversión de más de 800 millones euros hasta 2020.

 

La movilidad eléctrica es el presente

En Endesa trabajamos para hacer realidad el cambio del modelo actual de movilidad, que además de contribuir a la lucha contra el cambio climático con la movilidad eléctrica, ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas. Para ello, estamos aplicando un enfoque integral de la movilidad trabajando en varias líneas de actuación: la promoción y divulgación de las ventajas del coche eléctrico, la oferta comercial de soluciones de recarga y la investigación y el desarrollo tecnológico.