• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

Los 2 mercados eléctricos: el libre y el regulado

Poca gente sabe responder a esta pregunta: "¿tienes la luz en el mercado libre o en el regulado?" Poca gente sabe que en España existen 2 mercados para la electricidad. La diferencia entre ambos te importa: lo que cambia es el precio que vas a pagar.

Pulsas el interruptor y se enciende una luz. Detrás de esta "magia" hay todo tipo de centrales que generan energía y compañías eléctricas que la comercializan y envían las facturas.

Precisamente en tu factura es donde se responde a una pregunta muy importante: ¿estás en el mercado libre o en el mercado regulado?

Esta diferencia te importa porque lo que cambia es lo que vas a pagar por la electricidad que gastes. Y porque eres absolutamente libre de elegir en cuál de los dos quieres estar.

Actualmente la mitad de los hogares de España (unos 13 millones) están en el mercado libre, y la otra mitad en el regulado.

 

¿Estoy en el mercado libre o en el mercado regulado?

Lo primero es lo primero: ¿en qué mercado estás tú? Si no lo sabes, es fácil averiguarlo. Solo tienes que coger tu factura y mirar el encabezado:

Si pone Endesa Energía S.A. Unipersonal eres del mercado libre y estás con Endesa:

Factura Endesa del mercado libre.

¿Pero por qué hay dos mercados distintos?

En el pasado todo el mercado eléctrico estaba regulado y todos los precios los fijaba el Gobierno.

A partir de 1997 comenzó un largo proceso de liberalización que tiene como fecha clave el año 2009.

Desde entonces los consumidores son libres de elegir a quién le van a pagar su factura, escogiendo entre las casi 100 comercializadoras que existen actualmente.

Pero la liberalización no se ha completado y el mercado regulado aún existe. De los 3 componentes que tiene una factura, ambos mercados comparten 2:

  • Los peajes de acceso: los fija el Gobierno y sirven para pagar lo que cuesta mantener la red eléctrica y hacer llegar la energía hasta tu casa.
  • Los impuestos: el Impuesto Especial sobre la Electricidad (5,11%) y el IVA (21%).
  • Lo que diferencia y separa a los dos mercados es el precio que se cobra por producir electricidad.

Esta es la tarifa PVPC, con un precio que cambia hora a hora y día a día según la oferta-demanda entre quienes producen energía (la compañía generadora) y quienes la venden al consumidor (la comercializadora).

Si tienes contador inteligente esta compleja curva de precios se aplica a tu factura: pagarás más si consumes en las horas caras y pagarás menos si concentras tu gasto en las horas baratas.

La tarifa PVPC pueden solicitarla todos los consumidores con una potencia contratada que no supere los 10 kW, pero únicamente pueden ofrecerla las Comercializadoras de Referencia.

En el mercado regulado el precio del kWh cambia de un día para otro.

Aquí están las tarifas de las casi 100 comercializadoras del mercado libre.

El precio lo fija la empresa, que lo publicita y lo pone en el contrato, tal y como ocurre con otros servicios como las tarifas telefónicas.

Igual que sabes cuánto vas a pagar por cada minuto de llamada, tienes la tranquilidad de saber cuánto te va a costar cada kWh que consumas.

En el mercado libre el precio del kWh es el que pone en tu contrato.

Ventajas e inconvenientes de ambos mercados

Existen diferencias entre un mercado y otro, por lo que depende de ti elegir el que más te convenga según tus prioridades. A continuación te contamos las diferencias más importantes entre ambos:

 

PVPC Mercado regulado

La tarifa regulada por el Ministerio se llama PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor).

La mayor ventaja y a su vez el mayor inconveniente es que cambia cada día y cada hora. Por tanto, en función de lo que dicta el mercado de la electricidad, varía su precio. Por ejemplo, la electricidad es más cara en invierno y en verano, ya que hay más demanda energética por el uso de calefacción y aires acondicionados. Por otro lado, será más barato en primavera y otoño, donde las temperaturas son más estables.

El precio también se ve afectado por las tendencias (al alza o a la baja) que puedan producirse en el mercado de la electricidad por cualquier factor externo.

Por otro lado, al aplicarse a cada consumo el precio a esa hora concreta, cada consumidor, en función de sus horas de consumo y sus hábitos, obtendrá un precio distinto, por lo que las fluctuaciones en el precio harán prácticamente imposible saber cuánto pagaremos por nuestro consumo diario.

La tarifa regulada PVPC es comercializada solo por algunas comercializadoras. Además, su número es limitado y no pueden vender la energía en el mercado libre, ni permiten que contrates otros servicios.

No tiene permanencia, es compatible con la tarifa de discriminación horaria y sólo puede contratarse si tienes menos de 10 kWh de potencia.

 

Tarifas de mercado libre

Las tarifas del mercado libre tienen la ventaja principal de que, como su propio nombre indica, se establecen de forma libre. Por tanto, se pueden aplicar descuentos, combinar suministros (luz+gas) y suelen ser mucho más estables de cara al consumidor.

Esto permite que sepas de antemano lo que vas a pagar y que, en algunas ocasiones, la luz te salga incluso más barata que si tuvieras contratada una tarifa en el mercado regulado. Al haber libertad de tarifas, puedes obtener un gran precio si te adaptas al tipo de consumo que más barato te cuesta según tu tarifa y, además, si cambias tu estilo de vida, siempre podrás encontrar una tarifa adaptada a él.

Por otra parte, la parte negativa puede ser que se exige al consumidor una mayor atención a la hora de contratar su tarifa (ya que cada una se adapta a un determinado tipo de consumo) y, además, las tarifas serán revisadas a lo largo del tiempo.

 

¿Se puede cambiar de un mercado a otro?

Por supuesto. La liberalización consiste precisamente en eso: en que puedas elegir. El mercado libre tiene sus puertas abiertas para quien quiera abandonar la tarifa PVPC. Y los que están en el mercado libre pueden irse al regulado si su potencia no supera los 10 kW.

Todos los consumidores pueden cambiar de mercado eléctrico cuando quieran.

icono consejo Ir al consejo Icono facebook ir a Facebook Icono Twitter ir a Twitter Icono Youtube ir a Youtube Icono Messenger ir a Messenger Icono Linkedin ir a Linkedin Icono Instagram ir a Instagram Logo del enlace compartido ir al enlace compartido marca de verificación icono de marca de verificación icono de flecha hacia abajo icono de flecha hacia abajo icono de cerrar cerrar icono de añadir añadir icono de aumentar aumentar flecha oblicua mira de manera oblicua flecha hacia abajo flecha hacia abajo icono de buscador buscador icono de buscador buscador icono de compartir compartir icono de filtro filtrar icono de correo enviar correo icono de figura correo correo icono de teléfono teléfono icono de fax fax icono de imprimir imprimir icono de play play icono de usuario ir a la sección de usuario icono de error un error ha ocurrido icono de información Información Icono de me gusta Me gusta Icono de me gusta Me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de reloj Reloj Icono de lámpara lámpara Icono de lista Lista Icono de mapa Ir al mapa Icono de teléfono Teléfono Icono de emergencia Emergencia Icono de pausa Pausar Icono de play Play Icono de cierre de sesión Cerrar sesión