• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

Mantenimiento de la red de distribución eléctrica

Para garantizar el buen funcionamiento del sistema eléctrico, se realizan trabajos de mantenimiento en la red de distribución con la última tecnología y las técnicas más innovadoras.

La red de distribución eléctrica permite que la electricidad pueda llegar a tu casa, por lo que desde Endesa nos preocupamos por mantener y mejorar este elemento tan esencial en aquellas comunidades en las que operamos como distribuidora. Nuestro objetivo es asegurar la continuidad del suministro y mejorar constantemente la seguridad de las instalaciones.

Quizá te hayas preguntado alguna vez en qué consisten estos trabajos de mantenimiento y mejora de la red eléctrica. Se pueden agrupar de esta manera:

Por un lado, están los trabajos con las masas forestales: tala, poda, limpieza y cuidado de las zonas por las que discurre la red eléctrica para que se puedan crear corredores de seguridad bajo las líneas que permitan minimizar el riesgo de incendio.

Además, realizamos revisiones exhaustivas de todas nuestras instalaciones: líneas de alta, media y baja tensión, subestaciones, sistemas de protección y telecontrol, centros de distribución, puntos de maniobras con telemando, etc. Estas revisiones se realizan mediante drones equipados con cámaras de alta resolución en zonas de difícil acceso, que permiten captar imágenes de las líneas y comprobar el estado de las infraestructuras sin interrumpir el suministro.

“Realizamos revisiones exhaustivas de todas nuestras instalaciones: líneas de alta, media y baja tensión, subestaciones, sistemas de protección y telecontrol, centros de distribución, etc.”

También se utilizan cámaras de infrarrojos instaladas en helicópteros en inspecciones termográficas, que son capaces de detectar elementos con una temperatura más elevada de lo normal. De esta forma se pueden registrar sus coordenadas para activar automáticamente el mecanismo para corregirlo.

Los sistemas LIDAR de detección de luz y distancia se han sumado también a este conjunto de técnicas. Estos permiten, mediante tecnología GPS combinada con sensores láser, la realización de mapas tridimensionales de los bosques alrededor de la red eléctrica y cartografiar las líneas para comprobar si la distancia entre la masa forestal o cualquier objeto cercano y las líneas eléctricas es la correcta.

La mejora de la red es fundamental para garantizar el buen funcionamiento del sistema eléctrico, y ese es el principal motivo por el que invertimos en el estudio, desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías, junto a la renovación de las infraestructuras ya existentes y la formación de nuestros técnicos. De esta forma, no solo aseguramos la continuidad del suministro, sino también la calidad de nuestro servicio.