La revolución del coche eléctrico

Por qué el mundo (y el coche eléctrico) necesita tipos como Elon Musk

Por Susana Fernández Cifuentes

Visionario. Esto es lo que quieren ser, de pequeños, todos los emprendedores. El problema es que caben en un taxi (o cabify) los visionarios que en la historia lo han sido. Y no todos con igual fortuna. Y no todos reconocidos.

Que se lo digan a Nikola Tesla, que le bajaron de ese taxi otros visionarios más duchos en cuestiones económicas que él (como Thomas Edison, inventor/patentador, entre otras cosas, de la primera bombilla). Y precisamente, como en una especie de broma poética, es el gran fan de Tesla, Elon Musk, quien puede terminar siendo expulsado del club de los visionarios como siga comportándose como eso, como un emprendedor… de quince años.

Elon Musk (fundador de Tesla Motors tras haber triunfado con Paypal) no tiene clientes, tiene creyentes. Cualquier crítica a su persona en las redes sociales recibe al instante miles de mensajes en contra para mantener intacta su áurea de líder. A pesar de haber sido obligado a dejar la presidencia de Tesla y a pagar una multa millonaria por anunciar en Twitter su intención de sacar la compañía de la Bolsa, y de una estrambótica vida personal y familiar (en webs del corazón está todo el repositorio…), Elon ha hecho más por el coche eléctrico que (casi) nadie.

"Creo que la labor principal de Musk, acaben como acaben él o Tesla Motors, está hecha. Antes de su aparición, el mercado del coche eléctrico era un capricho, algo en lo que no creía nadie, y tan sólo se sacaban de vez en cuando algunos modelos, feos como demonios, para entretener al personal (…). Creo que, aunque fracase o sea víctima de sus contradicciones, aunque Tesla Motors acabe absorbida por alguna gran compañía y reducida a una mera línea de coches de lujo, el fruto de la labor de Musk ha venido para quedarse, y es una ruptura de libro". Así lo explica Miguel A.Delgado, periodista, escritor, divulgador, y comisario de las exposiciones dedicadas a Nikola Tesla de la Fundación Telefónica España.

“Aunque Tesla Motors acabe absorbida por alguna gran compañía y reducida a una mera línea de coches de lujo, el fruto de la labor de Musk ha venido para quedarse, y es una ruptura de libro”

– Miguel A.Delgado, periodista y escritor.

El homenaje al gigantón Nikola Tesla (raro como él solo, que la historia ha hecho quedar como el bueno e ingenuo frente a un malvado Edison…), al menos el lado pop de la historia, no es casual. El genio croata tenía conocimiento e ideas a borbotones… pero le faltaba el lado racional y económico para convertirlas en productos rentables. Justo lo que le sobraba a Thomas Edison.

El impulso al coche eléctrico y Elon Musk

Elon parece decantarse más por el primer tipo de genio, los que hacen moverse el mundo. De forma eléctrica, en este caso. "El mundo no avanzaría sin estas personas. La tendencia natural del ser humano es establecerse en lo cómodo, en lo conocido. Hace falta que alguien quiera ir más allá y abra un nuevo camino. Atrás quedan las declaraciones pomposas de tantos próceres de la ciencia indicando que se había alcanzado el cénit de la investigación. Ahora mismo, cada nuevo descubrimiento abre un sin número de posibilidades por explorar, casi de forma exponencial. Y en el caso de las visiones rupturistas, eso se multiplica", afirma Delgado.

El coche eléctrico necesitó de Elon Musk para darle el impulso que ahora tiene. Con su "cochazo" eléctrico, estos pasaron de ser vistos como algo primitivo, incluso incómodo, a ser percibidos como algo "aspiracional". De hecho, se quería que el vehículo eléctrico no se llamara coche, porque "era otra cosa".

“Ahora mismo, cada nuevo descubrimiento abre un sin número de posibilidades por explorar, casi de forma exponencial. Y en el caso de las visiones rupturistas, eso se multiplica”

– Miguel A.Delgado, periodista y escritor.

Musk se atrevió con el deportivo. Cuentan que la excesiva robotización de la fábrica de Tesla Motors fue una de las causas de los muchos retrasos en entregas que han sufrido los Model 3. Elon puso cientos de robots a hacer sus coches a una velocidad muy considerable, pero la tecnología aún incipiente en algunas de estas tareas hizo que los robots "se volvieran locos" (sí, no es un lenguaje muy técnico, pero se entiende de maravilla) y en procesos como el pintado de los coches empezaron a embadurnarse unos a otros como en una fiesta hindú de colores, los famosos “Holi” con los que reciben la primavera. Poético... El progreso no es lineal. Sólo lo es sobre el papel.

Ya lo dijo Serrat en su canción: Me gusta todo de ti, /pero tú no. /Tú no. La letra de la canción de Serrat sirve para un montón de gente que conocemos. Y eso es lo que opinan (ahora) muchos del fundador de Tesla y casi estrella del rock, Elon Musk. Ha dado tantos titulares en los últimos años que, si no existiera, la prensa tendría que inventarlo.

Imagen de la etapa 8 de la #eVuelta

¿Quieres volver a vivir la etapa 8 de la #eVuelta?

Descubre todo lo que ocurrió. Los protagonistas, sus mejores momentos, el recorrido, detalles sobre el coche y mucho más. ¿Te lo vas a perder?