• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

La central nuclear de Ascó, protagonista del programa ‘Herrera en COPE’

La visita de la COPE a la Central Nuclear de Ascó fue una oportunidad de contar cómo afrontamos en Endesa el reto de la descarbonización del mix energético.

La energía nuclear es segura, no emisora de CO2 y competitiva. Así es como la definió Juan María Moreno, Director General de Nucleares de Endesa, durante la emisión en directo del programaHerrera en Cope’, conducido por el periodista Carlos Herrera, que convirtió durante seis horas a la central nuclear de Ascó (Tarragona) en un estudio de radio.

La visita de la Cope a la central coincidió con un momento muy importante: la recarga de combustible. Se trata de un proceso que requiere el cese de la actividad durante 34 días para sustituir los combustibles localizados en el núcleo de su reactor y realizar las tareas de mantenimiento correspondientes.

Este procedimiento tiene como objetivo principal el de mantener una instalación nuclear segura y en perfecto estado y para ello es necesaria una gran inversión. En los últimos seis años hemos destinado más de 100 millones de euros solo para las centrales de Ascó y Vandellós.

Durante el programa se habló de cómo afrontamos en Endesa el reto de la descarbonización del mix energético, así como de la necesidad de alargar la vida útil de estas centrales, de las medidas de seguridad necesarias en una planta de generación nuclear y también sobre el impacto económico que supone para el entorno de la central las actividades que se llevan a cabo en la misma.

“En 2050 la reducción de emisiones respecto a 1990 tendría que ser del 95%”, aseguró Juan María Moreno. “Estamos hablando de una economía en la que no se generan gases de efecto invernadero”, añadió. Asimismo, “la desaparición de la energía nuclear del mix eléctrico en España, según distintos estudios, podría suponer un aumento de los precios”.

Durante el encuentro, José Antonio Gago, Director General de la Asociación Ascó-Vandellós II y presidente de la Asociación Nuclear Española, no dudó en señalar que Estados Unidos ha sido “la referencia para nuestras centrales” e hizo especial hincapié en la recurrente inversión que tanto operadores como propietarios han hecho para mantenerlas en “perfecto estado de seguridad”.

Por otra parte, Gago añadió que, gracias a esa inversión, “prácticamente el 90% de las centrales pueden operar hoy en día hasta los 60 años”, una cifra que supera la que se contemplaba inicialmente de 40 años de vida.

Las seis horas de programa dieron para mucho. Gracias a su emisión, más de 1.800.000 oyentes pudieron entender un poco mejor el funcionamiento de la energía nuclear y por qué es tan necesaria en este proceso de descarbonización con el que estamos muy comprometidos.