Camarasa

Pantano de la Central Hidrolectrica de Camarasa.
Pantano de la Central Hidrolectrica de Camarasa.
Pantano de la Central Hidrolectrica de Camarasa.

Nada está fuera de lugar en la central hidroeléctrica de Camarasa. Eres consciente de ello cuando entras en la sala de control y contemplas el panel con el que se operaba originariamente, como si necesitasen dejar allí una prueba de que la ingeniería de precisión, la pasión por el trabajo bien hecho y el orden se han ido transmitiendo en el pueblo durante más de cien años. Primero bajo el impulso de Riegos y Fuerza del Ebro S.A., la empresa que levantó la Barcelona Traction Light & Power Company para electrificar el cinturón industrial de la capital catalana; más tarde dentro de los activos de Fecsa; y, desde finales de los noventa, como parte de Endesa.

A la izquierda, la centenaria central de Camarasa se esconde en un imponente cañón del macizo pirenaico donde confluyen los ríos Noguera y Segre. A la derecha,  los 92 metros de altura de la presa de la Central de Camarasa fue considerada durante sus inicios como la más alta de Europa.
A la izquierda, la centenaria central de Camarasa se esconde en un imponente cañón del macizo pirenaico donde confluyen los ríos Noguera y Segre. A la derecha,  los 92 metros de altura de la presa de la Central de Camarasa fue considerada durante sus inicios como la más alta de Europa.
A la izquierda, la centenaria central de Camarasa se esconde en un imponente cañón del macizo pirenaico donde confluyen los ríos Noguera y Segre. A la derecha, los 92 metros de altura de la presa de la Central de Camarasa fue considerada durante sus inicios como la más alta de Europa.

En un modesto y funcional office de la primera planta se inicia una conversación sobre el pasado y el presente de esta instalación y su importancia en el entorno. La luz anestesiada de la mañana entra por una ventana desde la que se puede intuir el desfiladero montañoso que encierra a la central, justo en la confluencia de los ríos Segre y Noguera Pallaresa. Pero el cristal no ofrece una imagen de la imponente presa -con 92 metros llegó a ser la más alta de Europa- que crece a su lado y que consigue que el complejo no se disipe en la inmensidad del paisaje pirenaico.

En la cabecera de la mesa se sienta Marc Miret Olives. Cerca de la grabadora a la que hace bastante tiempo que ya no presta atención. Marc es ingeniero de Telecomunicaciones y es el responsable de la central. Representa la cuarta generación de la familia que trabaja en ella. En la mesa también se encuentra su padre, Miquel Miret Montané, que se ha jubilado después de acumular más de cuatro décadas entre estas paredes. Todavía huele a café.  

Antonio Trepat, técnico de operación y mantenimiento de la central.
Ramon Trepat, técnico de operación y mantenimiento de la central e hijo de Antonio.
Marc Miret, responsable de la Central Hidráulica de Camarasa.
Miquel Miret, exempleado jubilado de la central. Padre de Marc.
Miquel Puig, técnico de operación y mantenimiento de la central. Hijo de un exempleado.

─ Todo ha cambiado mucho desde que entré como aprendiz aquí con 16 años. En primer lugar ─ explica Miquel─ , la cantidad de agua. El que no se crea el cambio climático que se lo haga mirar. Esta central empezaba a turbinar a toda potencia (dispone de 52 MW repartidos en cuatro grupos) en enero o febrero y no se paraba hasta junio. ¡Los descargos para limpiar las escobillas se hacían en domingo!

─ Ahora ─apunta Marc─ nuestra producción depende casi en exclusiva de la gestión del agua río abajo y de los usos que tenga. Aquí se utiliza principalmente para el agua de los riegos para cultivos, así que en función de su demanda, nosotros turbinamos. Si estamos dentro de las cotas de explotación que tiene fijadas el embalse y se han cubierto las necesidades principales a las que antes me refería, podemos ya entrar en mercado. Evidentemente, cuanto mejor año hídrico tengas, más fácil va a ser atender a todos los frentes. Es el cambio de un modelo productivo en el que lo único que se perseguía era la explotación del recurso a otro en el que se prioriza la gestión de un bien común y cada vez más escaso.

Detalle del cuadro de mando de la Central Hidráulica de Camarasa.
Detalle del cuadro de mando de la Central Hidráulica de Camarasa.
Detalle del cuadro de mando de la Central Hidráulica de Camarasa.

─ Es que antes de que llegasen las térmicas, hasta la frecuencia de la red se regulaba con este tipo de centrales y eso suponía tener picos de carga en apenas unos minutos y no se avisaba a nadie─ , concluye Miquel.    

Antonio Trepat Solana entró en la central poco después de Miquel Miret y todavía sigue en activo. Está sentado junto a la ventana y la claridad moldea su inabarcable barba blanca que acaricia a menudo con un gesto casi inconsciente. Y a un palmo tiene a su hijo, Ramón Trepat Serra, al que le acaba de llegar su primera oportunidad en Endesa con un contrato temporal. Miquel Puig Alcobé es otro de los técnicos que se encargan hoy de que la operación y el mantenimiento de las centrales del Ebro sigan en orden. Su padre trabajó en la central hidroeléctrica de Camarasa y se prejubiló cuando se empezó a asentar el nuevo modelo de organización laboral en el que el control es en remoto y los técnicos ya no están fijos en una instalación, sino que se desplazan en función de las necesidades. Todos son de Camarasa.     

─ Aquí hacíamos todo. Éramos 40 personas de plantilla. Se hacían los cojinetes y los rodetes fundiendo el metal, pero también había electricistas, operadores de cuadro, carpinteros, albañiles, pintores, jardineros… ─, señala Antonio.

─ Desde que trabajo aquí he aprendido a valorar lo que mi padre ha hecho por mí─ , dice Ramón.  

De izq. a dcha: Detalle de uno de los conductos de agua de la Central Hidráulica de Camarasa;  Sala de turbinas de la Central Hidráulica de Camarasa y detalle de la sala de transformadores dela Central Hidroeléctrica de Camarasa.
De izq. a dcha: Detalle de uno de los conductos de agua de la Central Hidráulica de Camarasa;  Sala de turbinas de la Central Hidráulica de Camarasa y detalle de la sala de transformadores dela Central Hidroeléctrica de Camarasa.
De izq. a dcha: Detalle de uno de los conductos de agua de la Central Hidráulica de Camarasa; Sala de turbinas de la Central Hidráulica de Camarasa y detalle de la sala de transformadores dela Central Hidroeléctrica de Camarasa.

Con los cambios de modelos productivos en el sector energético, la entrada de la tecnología, la operación en remoto y plantillas adaptadas a las nuevas necesidades se fue aligerando la identificación del pueblo con la central.

─ Si le preguntases a un chico de 9 o 10 años por ella, estoy convencido de que no sabría decirte ─incide Miquel Miret─. En otra época era impensable. En la nuestra no había ni barreras. La gente del pueblo subía hasta aquí… aparecía un jubilado de la empresa con su familia y los llevaba por dentro y se ponía a saludarnos [todos sonríen por lo inverosímil que resulta la escena trasladada al presente]… 

Detalle del cuadro de mando de la Central Hidráulica de Camarasa
Detalle del cuadro de mando de la Central Hidráulica de Camarasa
Detalle del cuadro de mando de la Central Hidráulica de Camarasa.

Una exposición, Camarasa 1917-1923 Temps d’avenços tecnològics i lluita obrera, comisionada por la historiadora Dolors Domingo, puesta en marcha por Endesa y el Ayuntamiento de Camarasa en el marco del centenario de la presa refrescó el vínculo. En la muestra se explica, entre otras cuestiones, el relevante papel que tuvieron los trabajadores que construyeron la presa para conseguir, entre otros derechos laborales, la jornada de ocho horas. En aquel punto brotó el germen de una de las reivindicaciones obreras más importantes de la historia de España, la huelga de La Canadiense (el nombre popular por el que se conocía a la Barcelona Traction Light & Power Company). 

A la izquierda, detalle del canal de desague de la Central Hidráulica de Camarasa. En el se cruzan los rios Noguera y Segre. A la derecha, detalle de la antigua pista del construcción de la central escarbada en las rocas del desfiladero pirenaico.
A la izquierda, detalle del canal de desague de la Central Hidráulica de Camarasa. En el se cruzan los rios Noguera y Segre. A la derecha, detalle de la antigua pista del construcción de la central escarbada en las rocas del desfiladero pirenaico.
A la izquierda, detalle del canal de desague de la Central Hidráulica de Camarasa. En el se cruzan los rios Noguera y Segre. A la derecha, detalle de la antigua pista del construcción de la central escarbada en las rocas del desfiladero pirenaico.

─ Notamos ─recalca Marc─ , sobre todo en redes sociales, que mucha gente del pueblo compartía el contenido de la exposición y explicaban que les había sorprendido la relevancia histórica que había tenido la central de Camarasa. Para ellos era algo desconocido y comenzó a ser de nuevo un motivo de orgullo.

Ese estrecho lazo que se había ido sosteniendo cada vez en un núcleo más reducido de familias, ha vuelto a la comunidad.

Suena la alarma del móvil. El tiempo se agota. Bajamos las escaleras empinadas hasta la nave principal y nos despedimos. Ponemos el coche en marcha, cruzamos el río y salimos por la carretera C-13 hacia Lleida. A los pocos kilómetros, el camino deja de zigzaguear y el horizonte se aplana. El Segre viaja en paralelo cada vez más afilado. A los lados, miles de hectáreas salpicadas por perales, manzanos y melocotoneros que beben el agua que turbina Camarasa. El ciclo se cierra.   

Imagen general desde un costado de la centenaria central de Camarasa donde confluyen los ríos Noguera y Segre. Al fondo la imponente pared de la presa de la central que en sus inicios llego a ser la más alta de Europa con sus 92 metros de altura.

Marc Miret Olives

Responsable de la central hidroeléctrica de Camarasa, Cataluña.

Miquel Miret Montané

Exempleado jubilado de la central hidroeléctrica de Camarasa, Cataluña.

Antonio Trepat Solana, Ramón Trepat Serra y Miquel Puig Alcobé

Técnicos de operación y mantenimiento de la central hidroeléctrica de Camarasa, Cataluña.

 

icono consejo Ir al consejo Icono facebook ir a Facebook Icono Twitter ir a Twitter Icono Youtube ir a Youtube Icono Messenger ir a Messenger Icono Linkedin ir a Linkedin Icono Instagram ir a Instagram Logo del enlace compartido ir al enlace compartido marca de verificación icono de marca de verificación icono de flecha hacia abajo icono de flecha hacia abajo anterior ir al anterior próximo ir al próximo icono de cerrar cerrar icono de añadir añadir icono de aumentar aumentar flecha oblicua mira de manera oblicua flecha hacia abajo flecha hacia abajo icono de buscador buscador icono de buscador buscador icono de compartir compartir icono de filtro filtrar icono de correo enviar correo icono de figura correo correo icono de teléfono teléfono icono de fax fax icono de imprimir imprimir icono de play play icono de usuario ir a la sección de usuario icono de error un error ha ocurrido icono de información Información Icono de me gusta Me gusta Icono de me gusta Me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de reloj Reloj Icono de lámpara lámpara Icono de lista Lista Icono de mapa Ir al mapa Icono de teléfono Teléfono Icono de emergencia Emergencia Icono de pausa Pausar Icono de play Play Icono de cierre de sesión Cerrar sesión Icono de teléfono Teléfono