• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

Tipos de bombillas: consumo, vida útil y ventajas

La iluminación de una vivienda puede ser un arte, pero también un agujero en tu bolsillo. Necesitas conocer los distintos tipos de bombillas para ahorrar y darle a tu casa ese toque que marque la diferencia.

Aproximadamente el 20% del consumo eléctrico de tu hogar corresponde a la iluminación. O lo que es lo mismo: de cada 100 euros de energía 20 son para lo que gastan tus bombillas.

De las bombillas (y de quien las inventónos acordamos cuando se funden y hay que reemplazarlas. Al ir a comprar una nueva recordamos también que tienen un precio, muy variable según el tipo que elijamos.

A esto se suma por supuesto el consumo eléctrico, también muy variable. En cada una de tus facturas de la luz hay una parte que se explica (para bien o para mal) por el tipo de  bombillas que has puesto.

 

¿Cómo elegir una bombilla?

Esta pregunta no tiene una única respuesta y depende en parte de gustos personales, pero es fundamental repasar aspectos como intensidad, vida útil, rendimiento y consumo:

Infografía que muestra las clases de bombillas, sus pros y contras, tal como se explica en el texto.

Bombillas incandenscentes

  • Ventajas: son las tradicionales. Su fabricación está prohibida en la Unión Europea desde 2012, pero aún se encuentran en las tiendas. Hay quien considera que su luz es más cálida y familiar, pero su gran baza es el precio: son las más baratas del mercado. 
  • Inconvenientes: si se prohibió fabricarlas fue por su perfil poco ecológico, ya que tienen una vida útil corta (sobre las 1.000 horas) y un alto consumo de electricidad. De toda la energía que gastan solo el 5% es para iluminar, perdiéndose el 95% restante en calor. 

 

Bombillas halógenas

  • Ventajas: pequeñas, se encienden al instante y tienen gran capacidad de iluminación. Luz potente, ideal para trabajar o enfocar puntos concretos. Consumen en torno a un 40% menos que las incandescentes. 
  • Inconvenientes: su principal pega es que emiten mucho calor. Para funcionar perfectamente necesitan un reajuste de la corriente y la instalación de un transformador de 12 o 24 voltios. Su vida útil, alrededor de 3.000 horas, es mejorable.

 

Bombillas de bajo consumo

  • Ventajas: duran unas 15.000 horas y gastan muy poco (aproximadamente un 80% menos que las incandescentes). Además, gozan de una alta eficiencia lumínica. 
  • Inconvenientes: es mejor no colocarlas en habitaciones donde se enciendan y apaguen muchas veces, ya que se fundirían antes. Tardan en brillar al máximo algunos segundos. Por ambos motivos se recomienda no utilizarlas en áreas de paso. Son caras, aunque rentables a largo plazo.

 

Bombillas LED

  • Ventajas: son las más ecológicas del mercado, ya que no llevan ni tungsteno ni mercurio. Duran unas 50.000 horas (podrías tenerlas encendidas 5 años seguidos) y consumen alrededor de un 80% menos que las incandescentes. Prácticamente no emiten calor. .
  • Inconvenientes: su único problema es que, comparadas con el resto, tienen un precio elevado. Aunque a la larga se rentabilizan, supondrá una incomodidad económica cada vez que haya que cambiarlas.
 
“El 20% del consumo de electricidad de una casa se debe a las bombillas.”

En qué fijarse al comprar una bombilla

Una vez sopesados los pros y contras de cada tipo, existen otros aspectos muy importantes.

El principal es el casquillo de la bombilla, ya que si te equivocas en esto habrás hecho una compra totalmente inútil. El tamaño de la rosca que necesitas figura tanto en la caja como impreso en el cristal de la bombilla. Los más comunes son el E27 (la rosca ancha de toda la vida), el E14 (la rosca estrecha de toda la vida) y el GU10 (en lugar de rosca tiene dos pequeñas protuberancias), pero en las tiendas se encuentran más de una decena de casquillos diferentes.

Por orden de importancia (una vez que sabes que la bombilla encajará en el portalámparas) sigue el consumo de cada modelo. Se expresa en vatios (W): cuanto más alto sea, más pesará en la parte variable de tu factura eléctrica. 

Otra cuestión es el color. Aunque generalmente son tonos de blanco, también existen tonos amarillentos. Estos detalles son cruciales para ambientar una habitación.

 

¿Qué bombillas poner en tu casa?

Todo depende de tus necesidades y gustos. Por generalizar, se podría recomendar lo siguiente:

  • Habitaciones donde la luz suele pasar muchas horas encendida (salón, cocina): puedes decantarte por las LED y/o las de bajo consumo. 
  • Lugares de paso en los que la luz se enciende y apaga a menudo, pero sin permanecer encendida: en este caso las halógenas lucen todas sus ventajas. 
 
“Bombillas LED para luces largo tiempo encendidas. Halógenas, para lugares de paso.”
icono consejo Ir al consejo Icono facebook ir a Facebook Icono Twitter ir a Twitter Icono Youtube ir a Youtube Icono Messenger ir a Messenger Icono Linkedin ir a Linkedin Icono Instagram ir a Instagram Logo del enlace compartido ir al enlace compartido marca de verificación icono de marca de verificación icono de flecha hacia abajo icono de flecha hacia abajo icono de cerrar cerrar icono de añadir añadir icono de aumentar aumentar flecha oblicua mira de manera oblicua flecha hacia abajo flecha hacia abajo icono de buscador buscador icono de buscador buscador icono de compartir compartir icono de filtro filtrar icono de correo enviar correo icono de figura correo correo icono de teléfono teléfono icono de fax fax icono de imprimir imprimir icono de play play icono de usuario ir a la sección de usuario icono de error un error ha ocurrido icono de información Información Icono de me gusta Me gusta Icono de me gusta Me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de reloj Reloj Icono de lámpara lámpara Icono de lista Lista Icono de mapa Ir al mapa Icono de teléfono Teléfono Icono de emergencia Emergencia Icono de pausa Pausar Icono de play Play Icono de cierre de sesión Cerrar sesión