“Enel está comprometida en el sector de las energías renovables así como en la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías que respetan el medio ambiente.”

Enel gestiona aproximadamente 36 GW de capacidad instalada procedente de instalaciones hídricas, eólicas, geotérmicas, fotovoltaicas, biomasa y cogeneración en Europa, América, Asia y África. Entre las empresas que operan en el sector de las renovables a nivel mundial, Enel cuenta con el mayor nivel de diversificación tecnológica.

Es pionero mundial en sustituir los contadores electromecánicos tradicionales por contadores inteligentes en Italia: se trata de modernos contadores electrónicos que permiten la lectura del consumo en tiempo real y la gestión remota de los contratos. Un nuevo sistema de medición que es indispensable para el desarrollo de las redes inteligentes, de las ciudades inteligentes y de la movilidad eléctrica. 

Negocio y accionariado

En 2016 Enel produjo cerca de 262 TWh de electricidad, distribuyó en sus redes 426 TWh y vendió 263 TWh. Obtuvo unos beneficios de 70.600 millones de euros y el resultado bruto de explotación fue de 15.300 millones de euros. Enel vendió asimismo 10.600 mil millones de m3 de gas.

Enel cotiza en la Bolsa de Milán desde 1999 y es la sociedad italiana que cuenta con el mayor número de accionistas, unos 1,1 millones entre retail e institucionales. El mayor accionista de Enel es el Ministerio de Hacienda italiano. Además de Enel, otras empresas del grupo cotizan en la bolsa de Italia, España, Rusia, Argentina, Brasil, Chile y Perú. Gracias al código ético, al informe de sostenibilidad, a la política de respeto del medio ambiente y a la adopción de las buenas prácticas internacionales en materia de transparencia y de gobierno corporativo, entre los accionistas de Enel figuran los mayores fondos de inversión internacionales, compañías de seguros, fondos de pensiones y fondos éticos.

Nueva identidad corporativa

El 26 de enero de 2016, Enel presentó la nueva identidad corporativa global en la sede madrileña de Endesa. En dicha ocasión también se presentaron los logotipos de Enel Green Power y Endesa.

La nueva estrategia de marca es la encarnación de la estrategia “Open Power”, que se anunció en noviembre de 2015 en Londres con motivo del Capital Markets Day y que se basa en la "apertura" como elemento clave del enfoque estratégico y operativo del grupo.

“Open Power significa abrir el acceso a la energía a un mayor número de personas, abrir el mundo de la energía a nuevas tecnologías, abrir la gestión de la energía a las personas, abrir la posibilidad de nuevos usos para la energía, abrirse a un mayor número de alianzas.”

El nuevo semblante representa la imagen de Enel: una moderna empresa de servicio público abierta, flexible, reactiva y con la capacidad de liderar la transición energética. El logotipo, atractivo y multicolor, recoge los principios de “Open Power” y refleja la variedad del espectro energético, la naturaleza polifacética de un grupo que trabaja en más de 30 países y la creciente diversificación de sus servicios.