Desmontar los estereotipos de género en las aulas

Imagen del taller "Desmontando estereotipos"

Pero, ¿qué es exactamente un estereotipo? Desde la perspectiva de un niño de 10 años del colegio Ciudad de Columbia en Tres Cantos (Madrid), "es algo que nos enseñan desde pequeños y que puede que no sea cierto".

“Los estereotipos nos limitan y generan frustración. Por eso iniciativas como estas pueden ayudar a fomentar la libertad de elección”

– Sergio Serrano, psicólogo en Enfoque Psicólogos

¿Qué es necesario para ejercer una profesión?

Para poner en contexto el taller y descubrir hasta qué punto los alumnos son conocedores del tema, los expertos muestran al principio un vídeo en el que pueden reconocer perfiles profesionales generalmente asociados a un género en concreto como astronautas, sargentos y bomberos.

Todos hablan de ellos es masculino, pero la sorpresa llega al revelarse que todas las profesionales son mujeres. A la pregunta de los psicólogos: "¿por qué pensabais que todos eran hombres?”, la mayoría de los niños lo tiene claro. Algunos explican que desde muy pequeños tienden a pensar que hay trabajos que son de chico y otros que son de chica, mientras que en otra parte del aula hablan directamente de los adultos y opinan que ellos suelen asociar que “el jefe es el chico y la secretaria es la chica".

“Es fundamental trabajar los roles desde edades tempranas en las que se afianzan los estereotipos sociales y de género, que son los que limitan el desarrollo pleno de los más jóvenes”

– Roberto Brea, Director del colegio Ciudad de Columbia

Referentes femeninos en los sectores STEM

Newton, Einstein, Edison, Darwin o Kepler. Los referentes masculinos están por todas partes, pero, ¿y los femeninos? En el taller, los alumnos descubren nombres como la bioquímica Margarita Salas y la microbióloga Esther Lederberg y debaten acerca del papel de estas mujeres en sus profesiones. En muchos casos, sus descubrimientos heredaban el nombre de un compañero de investigación o se difundían directamente bajo un pseudónimo.

Para seguir trabajando todo lo visto, una vez acabada la parte teórica se organiza una actividad por equipos a través de la cual destacar el papel de muchas expertas de la historia en profesiones como la física o las matemáticas, alrededor de todo el mundo.

Imagen del taller "Desmontando estereotipos"

“Empezamos a ver cambio. Los niños son más conscientes y ya ven de manera natural más profesiones ocupadas también por mujeres, pero el estereotipo y los prejuicios siguen presentes de manera inconsciente”

– Antonia Mejía, Terapeuta en Enfoque Psicólogos

Al terminar, alumnos y profesores debaten por separado acerca de cómo los estereotipos llegan desde la infancia y pueden verse incluso en los tipos de juguetes y sus colores. "La familia y los amigos nos regalan siempre bebés de juguete", decía una de las pequeñas estudiantes.

Este proyecto ha sido seleccionado como buena práctica sobre igualdad de género por la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas y continúa un camino ya iniciado con iniciativas como ICT Girls y Orienta-T. El objetivo es mostrar cómo la elección académica es uno de los principales resultados de los estereotipos de género. Las carreras STEM, que incluyen los ámbitos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, son las principales afectadas por este hecho. Se trata de un grupo de estudios que tradicionalmente han sido realizados por el hombre y que, a día de hoy, sigue contando con las cifras más bajas de alumnas en las universidades.

Educar para desmontar los estereotipos es una obligación de todos. Ya lo decía una de las alumnas: "Tenemos un abanico de opciones muy grande. Podemos ser lo que queramos ser".