Objetivo: la supervivencia del guirre canario

“La investigación sobre especies amenazadas es clave, no se puede tratar a un paciente si no se sabe qué le está pasando.”

– José Antonio Donázar, Investigador de la Estación Biológica de Doñana-CSIC.

Seguimiento GPS

Gracias a la colaboración de Endesa, entre 2014 y 2016 se realizó el seguimiento GPS de cinco guirres canarios. A cada uno de los individuos se le colocó un dispositivo GPS que volcaba la información a un ordenador. De esta forma, se pudieron identificar cuáles eran los apoyos y dormideros más utilizados por los guirres y proceder a las correcciones necesarias.

Gracias a este estudio se ha conocido más en profundidad el papel ecológico que para esta especie cumplen las torretas y su entorno. Se ha comprobado que en zonas de escasa presencia de árboles como las Islas Canarias, los apoyos eléctricos constituyen puntos seguros necesarios para la subsistencia de la especie.

Actuaciones para la conservación del guirre

El papel de Endesa no se ha limitado a colaborar en la investigación, sino que una vez identificados los puntos de más peligrosidad para el guirre canario, hemos realizado las mejoras necesarias para contribuir a la conservación de la subespecie.

En un primer momento realizamos actuaciones como la señalización de cable de tierra para evitar choques o la sustitución de los antivibradores que se consideraban peligrosos por unos de nuevo diseño. Pero, sobre todo, realizamos el aislamiento de varios apoyos que eran usados como posadero por los guirres canarios donde existía algún riesgo de electrocución, de forma que evitamos que puedan producirse contactos con algún elemento en tensión.

Además, hemos instalado balizas reflectantes para evitar el choque de las aves en las líneas eléctricas. En la actualidad ya se han balizado un total de 22 kilómetros de líneas eléctricas para la protección de la avifauna de las islas.

“Endesa ha participado activamente en varios programas de recuperación del guirre canario de forma especial desde el año 2008. En la actualidad ya son 22 los kilómetros de líneas eléctricas balizadas para la protección de la avifauna de las islas.”

– Rogelio Mesa. Experto en Medio Ambiente de Endesa Red.

Además de actuar, consideramos muy importante el concienciar. Por eso en 2014, Endesa organizó la exposición “Tamarán, historia de un nacimiento”, donde se explicaba con paneles y vídeos la reproducción del primer ejemplar de guirre nacido en cautividad. La finalidad fue divulgar el hito de este nacimiento como vía para concienciar a la población sobre el trabajo de recuperación del guirre.

Para poner en marcha estas medidas, en Endesa contamos con la colaboración de la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Birdlife) en Canarias que contribuyeron al estudio de los posibles riesgos para la avifauna en las líneas eléctricas de las islas y realizan el seguimiento de la eficacia de las actuaciones realizadas.

Las medidas adoptadas han sido todo un éxito. En la actualidad la tendencia de la población de guirres canarios se ha revertido y en estos momentos está creciendo. El número de ejemplares se ha triplicado desde 1998.