Endesa abrirá su segunda ‘gasinera’ pública en París

Publicado el lunes, 11 de junio 2018

Endesa y el SIGEIF (la asociación de ayuntamientos para la gestión del gas y la electricidad de Ile-de-France) han firmado hoy en París la adjudicación del diseño, construcción y operación de una nueva estación pública de gas vehicular (GNV- BioGNV) en la llamada Ile-de-France, el área metropolitana de París. Estará ubicada en la localidad de Wissous, al sur de la capital francesa, y abastecerá a los camiones que pasan por este importante nudo logístico.

La apertura de la “gasinera” de Endesa está prevista para junio de 2019, y se enmarca en la estrategia de la compañía de crecimiento en Francia y en Europa a través del GNV, un combustible que permite reducir en un 95% la emisión de partículas y en un 40 a 65% las de NOx. El BioGNV, metano de origen renovable, permite además reducir un 90% las emisiones de CO2. La adjudicación se enmarca en el Plan de Prevención contra la contaminación en la ciudad de París y su área metropolitana.

La nueva estación de Endesa, de más de 4.000 m2, estará abierta las 24 horas durante los 365 días del año y dispondrá de gas comprimido (GNC) para cargas rápidas. Dispondrá de dos surtidores, incluida la posibilidad de extenderlos a cuatro, para lograr así la carga simultánea de cuatro camiones. La tarificación, competitiva frente al diésel, se diferenciará según los usos, ocasionales o fijos.

Ile-de-France constituye el área metropolitana de París y es una de las regiones con mayor renta per cápita del mundo (supone aproximadamente un 30 % del PIB de Francia). Se trata de la región más poblada de Francia, y tiene más habitantes que BélgicaSuecia o Grecia (11 millones de habitantes, aproximadamente, un 18 % de la población francesa).

Endesa y el SIGEIF, que engloba 185 alcaldías del área metropolitana de París, trabajan para proporcionar soluciones concretas a los problemas de contaminación desde 2016, año en el que se firmó el contrato para la instalación de la primera gasinera de Endesa en Ille de France.

Esta nueva adjudicación se suma a las 4 gasineras ya puestas en servicio por ENDESA en las localidades de Vannes (2017), Saint-Etienne (2017), París (2016) y Lyon (2015) y a las 2 actualmente en construcción  en las localidades de Saint Vincent de Tyrosse y Sarregemines, muestra del compromiso de ENDESA con la sostenibilidad y firme apuesta por el mercado francés. 

Más allá de los beneficios ambientales, en comparación con el diésel, el GNV también permite ahorros en combustible. Con una autonomía que puede superar los 500 km en vehículos pesados, el GNV es la alternativa al diésel para el transporte por carretera de mercancías.

Endesa empezó a comercializar gas en Europa en el año 2000, y actualmente cuenta con una importante presencia en Francia donde ofrece soluciones energéticas a profesionales y grandes clientes, con una estrategia de implantación a largo plazo. Desde Endesa en Francia se desarrollan proyectos para el suministro de gas natural al sector industrial, agrícola, distribución y servicios en todo el territorio.