Endesa participa en el proyecto Resccue para mejorar la resiliencia urbana ante el cambio climático

Publicado el miércoles, 17 de agosto 2016

  • Se trata del primer gran proyecto europeo de innovación y resiliencia urbana y está cofinanciado por el programa Horizonte 2020 de la UE.
  • Un total de 18 socios de cinco países analizarán el impacto de los fenómenos derivados del cambio climático en el funcionamiento de los servicios esenciales de la ciudad como la energía, el suministro de agua o el transporte.
  • El objetivo es desarrollar herramientas innovadoras que permitan mejorar la capacidad de las ciudades para prepararse, absorber y recuperarse lo antes posible de una posible crisis.

 

Endesa forma parte del proyecto Resccue (Resiliencia para hacer frente al Cambio Climático en Áreas Urbanas), el primer gran proyecto europeo de innovación  en resiliencia urbana. La  iniciativa, cofinanciada por el programa Horizonte 2020 de la UE,  busca mejorar la  capacidad de las ciudades para prepararse, absorber y recuperarse lo antes posible  de una crisis. En concreto, el proyecto Resccue se centra en evaluar el impacto de los fenómenos derivados del cambio climático en el funcionamiento de los servicios esenciales de las ciudades  como el agua o la energía, y en proporcionar modelos y herramientas prácticos e innovadores que permitan mejorar la resiliencia de las urbes ante escenarios climáticos actuales y futuros.

Resccue cuenta con un presupuesto de 8 millones de euros y se desarrollará durante 48 meses en torno a tres casos de estudio en Barcelona, Lisboa y Bristol .

Endesa  trabajará en el caso de estudio de Barcelona, en el que  se analizarán los riesgos asociados a inundaciones, sequías, olas de calor o un eventual  aumento del nivel del mar  en los servicios urbanos como el suministro de agua, la energía, el transporte, las telecomunicaciones y el tratamiento de residuos de la ciudad condal. Para ello,  se analizarán las interdependencias existentes entre esos servicios esenciales.

El papel de Endesa se centrará en cuantificar el impacto del cambio climático sobre la capacidad de recuperación del suministro eléctrico y su interacción con el ciclo del agua. El proyecto permitirá así  analizar las mejoras que  las redes inteligentes y, en concreto,  las microredes (sistemas a pequeña escala que combinan generación, almacenamiento y distribución eléctrica),  pueden aportar a la resiliencia de las ciudades.

Resccue combinará los esfuerzos de 18 socios de cinco países, liderados por Aquatec (Suez Water Advanced Solutions), entre los que se encuentran los tres ayuntamientos de las ciudades que serán objeto de estudio, la agencia de las Naciones Unidas UN-Habitat,  grandes empresas de servicios urbanos como Endesa, EDP, Aguas de Portugal, y Suez Advanced Solution UK,  centros de investigación (Cetaqua, FIC, LNEC e IREC), universidades (Exeter y EIVP) y las pymes Opticits, Hidra y UrbanDNA.