Los empleados de Endesa ayudan con su energía a los hogares vulnerables

Publicado el viernes, 4 de diciembre 2015

  • Endesa arranca hoy su programa de Voluntariado Energético, un proyecto social en el ámbito de la energía que va a realizar de manera conjunta con ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo), y con el que ayudará a mejorar las instalaciones eléctricas de hogares vulnerables.
  • Cuando se detecte riesgo en las instalaciones eléctricas de las casas acogidas al programa, estas serán subsanadas por instaladores certificados y Endesa asumirá el coste de los materiales y de las actuaciones de mejora para garantizar la seguridad de estos hogares.
  • Los empleados podrán ayudar también realizando recomendaciones a las familias para la optimización de su factura eléctrica y aplicación de medidas básicas para la rebaja de su consumo energético.
  • En los últimos tres años, 589 empleados han participado en iniciativas de voluntariado corporativo, uno de los ejes de actuación del Plan Senda de Endesa, el plan de responsabilidad social corporativa en materia de recursos humanos.

 

Endesa pone en marcha el programa de Voluntariado Energético, un proyecto social en el ámbito de la energía, que se va a realizar de manera conjunta con ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo), y que va dirigido a hogares que se encuentran en situación de pobreza energética. El anuncio coincide con el Día Internacional de los Voluntarios, promovido por Naciones Unidas.

El programa “Ni un hogar sin energía” de la fundación ECODES, y al que se suma Endesa, contempla un primer nivel de actuación en materia de hábitos de consumo, pero Endesa lo ha completado y los empleados que se apunten a la iniciativa podrán además ayudar a estas familias a que optimicen su factura eléctrica y rebajen su consumo energético. Además, está prevista la identificación de situaciones de riesgo en las instalaciones eléctricas de los hogares vulnerables, que posteriormente serán corregidas por instaladores certificados.

Endesa mantiene un fuerte compromiso para facilitar y apoyar el voluntariado corporativo entre sus empleados, así como con el desarrollo de las comunidades en las que opera, contribuyendo a su desarrollo social, medioambiental, educativo y cultural. De hecho, la promoción del voluntariado constituye uno de los ejes de actuación del Plan Senda de Endesa, el plan de responsabilidad social corporativa en materia de recursos humanos y en los últimos tres años, gracias a las iniciativas puestas en marcha por la compañía, 589 empleados han participado en programas de voluntariado con más de 700 beneficiarios.

El programa de Voluntariado energético arranca inicialmente en Zaragoza, pero pronto continuará en Barcelona. El objetivo es extenderlo a todos los territorios donde opera Endesa.  Gracias a él, los empleados de la compañía harán el trabajo de campo inicialmente con quince familias zaragozanas, y Endesa asumirá el coste tanto de los materiales como de la implementación del programa.

Este programa corporativo se va a completar además con la mejora de las instalaciones eléctricas en aquellas situaciones en las que exista riesgo y serán corregidas por instaladores certificados. Esta segunda línea de acción se ha añadido a la parte inicial del plan siguiendo una iniciativa privada que en 2014 pusieron en marcha un grupo de empleados de Endesa ya jubilados y que se llamó “Circuitos Solidarios” y ha conseguido ayudar a 14 familias del Baix Llobregat.