Una app para saber por dónde se escapa el calor en casa gana el primer Hackathon Endesa

Publicado el lunes, 30 de noviembre 2015

  • El equipo del proyecto Thermoman 360º recibe los 6.000 euros destinados al ganador del encuentro.
  • El segundo premio, para una plataforma que integra a quienes generan energía renovable con los consumidores; y el tercero, una app para educar a los más pequeños en el consumo responsable.

 
Endesa ha entregado este fin de semana los premios de su primer Hackathon, un encuentro donde cuarenta jóvenes innovadores han presentado un total de 10 proyectos enfocados  a dar soluciones reales para  el uso eficiente de la energía. La idea ganadora de esta primera edición del Endesa Hackathon ha sido una app que permite detectar ineficiencias y pérdidas de energía dentro de tu casa a través de un sensor termográfico que detecta diferencias de temperatura. El equipo integrante del proyecto “Thermoman 360º” ha recibido de manos del jurado el premio de 6.000 euros.

El segundo premio, con un importe de 3.000 euros, ha recaído en el proyecto “Sungarden”, una plataforma que integra la generación de energía renovable producida por particulares, y la demanda eléctrica de los consumidores finales.

El tercer premio, de 1.000 euros, se lo ha llevado el proyecto “Endesa makes better”, una app para niños que consigue educarles y concienciarles desde pequeños sobre el consumo que se hace de la energía a través de retos divertidos. Con esta aplicación destinada a los más pequeños para que en el futuro sean consumidores eficientes, se pueden acumular puntos e incluso pueden competir con sus compañeros de clase para ver quien consume menos energía, para de esa forma, concienciar también a los padres.

Durante dos días, 27 y 28 de noviembre, 40 jóvenes innovadores han trabajado en equipos de cuatro personas y han presentado en 5 minutos sus proyectos a un jurado de expertos.

El primer Endesa Hackathon ha sido un éxito, con más de 200 solicitudes recibidas de  toda España y del extranjero y la presencia de expertos internacionales que han coordinado los trabajos siguiendo las últimas metodologías de innovación, como el Design Thinking, ayudando de este modo a que el cliente se convierta en el centro de las soluciones que ofrecerán las mentes más innovadoras. El Design Thinking es una disciplina de innovación para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente y en una oportunidad para el mercado.