Endesa y Nissan se alían para dar un nuevo impulso a la movilidad eléctrica en Europa

Publicado el jueves, 12 de marzo 2015

  • Han firmado un acuerdo de intenciones para estudiar el desarrollo comercial de la tecnología V2G (vehicle to grid).
  • El sistema V2G permite no solo suministrar energía al vehículo eléctrico sino también  que el  cliente pueda aprovechar la energía almacenada en el VE para circular; para utilizarla en su hogar; o para vender la energía sobrante al sistema (en aquellos países donde esté ya regulado este uso).
  • El punto de recarga V2G de Endesa tiene una potencia de 5 o 10kW y permite cargar completamente el vehículo en dos horas.
  • Los modelos eléctricos de Nissan LEAF o e-NV200 incorporan de fábrica esta tecnología.
  • Este acuerdo permitirá a Endesa y Nissan trabajar conjuntamente también en áreas como la segunda vida útil de las baterías de los vehículos eléctricos, así como el diseño de ofertas innovadoras para clientes particulares y empresas.

 

Endesa y Nissan han presentado hoy un acuerdo para dar un nuevo impulso a la movilidad eléctrica en Europa. Ambas empresas han unido sus fuerzas para lanzar al mercado europeo un sistema comercialmente viable de vehículos eléctricos e infraestructura de recarga que permitan la doble direccionalidad (V2G, Vehicle to Grid): que el punto recargue el vehículo eléctrico y que el consumidor pueda usar la energía acumulada en vehículo eléctrico para circular; suministrar energía a su hogar o incluso vender la energía sobrante al sistema (en aquellos países donde esté ya regulado este uso).  Así, Endesa y Nissan trabajarán conjuntamente para que lo que hoy es una realidad tecnológica pueda convertirse en una realidad comercial.

La propuesta en la que se va a trabajar conjuntamente consta de un cargador bidireccional de Endesa, que se podrá activar bien desde el propio punto o desde sistemas externos de gestión de energía. Además, podrá integrar la generación de energía no conectada a la red, como paneles solares y turbinas eólicas en aquellos países donde la regulación lo permita.

Gracias a este sistema, un modelo 100% eléctrico como el Nissan LEAF o la e-NV200, u otro modelo compatible con la versión 2.0 de CHAdeMO (carga rápida de vehículos eléctricos) podrá conectarse para recargar su vehículo en periodos de baja demanda y beneficiarse de tarifas eléctricas más baratas y además tener la opción de utilizar en su vivienda la energía almacenada en la batería del vehículo cuando los costes sean más altos o incluso retroalimentar la red (en aquellos países en los que la regulación lo permita).

Teniendo en cuenta que los vehículos eléctricos tienen entre 10 y 100 kWh de capacidad y pasan más del 90% de su vida aparcados, sistemas como V2G tendrán un papel central en la transformación de los sistemas de energía.

“Gracias a esta tecnología los vehículos eléctricos se convertirán en parte del sistema eléctrico, introduciendo nueva capacidad de almacenamiento que puede utilizarse en un modo nuevo e innovador, para otras finalidades, además de para la movilidad”, ha declarado José Bogas, Consejero Delegado de Endesa.

“A través de este acuerdo seguimos aunando esfuerzos para extender el vehículo 100% eléctrico y hacerlo mayoritario en las carreteras españolas. Ponemos de manifiesto, además, que la tecnología de cero emisiones no sólo ofrece grandes beneficios medioambientales sino que también supone una importante fuente de ahorro económico”, ha destacado Marco Toro, Consejero Director General de Nissan Iberia. 
La electricidad es una de las pocas energías que no se puede almacenar a gran escala. Por ello, la energía producida o se consume o se pierde. Esta situación hace que, por ejemplo, mucha de la electricidad generada por la noche en las plantas eólicas (que es cuando suelen estar más activas) no pueda aprovecharse. Sin embargo, con la integración de la tecnología V2G, toda esta energía podría ser utilizada para la recarga de los vehículos eléctricos durante la noche, lo que hará mucho más eficiente el sistema. La posibilidad que se abre con sistemas tan innovadores como el desarrollado por Endesa y vehículos eléctricos como los de Nissan, equilibrará aún mejor la producción y el consumo.

El acuerdo supone un paso importante para el desarrollo de las ciudades inteligentes, que necesitan de herramientas que permitan optimizar la producción y la distribución, equilibrando mejor la oferta y la demanda entre productores y consumidores.

El acuerdo, que se firmó durante el pasado Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, incluye otras áreas de actuación conjunta:

  • Estudio de la posible reutilización de las baterías de los vehículos eléctricos (segunda vida útil) para que, una vez agotada su función en un vehículo eléctrico, puedan seguir siendo utilizadas con usos menos intensivos antes de ser recicladas, como, por ejemplo, el almacenamiento energético.
  • Diseño y evaluación de innovadoras ofertas de paquetes de energía y movilidad eléctrica, tanto para el segmento residencial (B2C) como para empresas (B2B)

Desarrollo de la movilidad eléctrica en el Grupo Enel

Para Enel y Endesa, el impulso de la movilidad eléctrica es una pieza clave de su estrategia de futuro y una apuesta además del desarrollo sostenible de su negocio. Dentro del grupo se están desarrollando soluciones innovadoras para la movilidad eléctrica y además está involucrado en grandes proyectos internacionales para promover la difusión de la movilidad eléctrica en los países en los que opera, sobre todo en Europa y Latinoamérica. A día de hoy, el grupo Enel es uno de los mayores operadores de infraestructura de recarga en Europa con más de 1.600 puntos de recarga, instalados sobre todo en Italia y, a través de su filial Endesa, en España. Cuenta además con la plataforma de gestión de movilidad eléctrica (EMM) en tiempo real, a través de la cual están conectados los puntos de recarga del grupo como los de otros operadores en España, Italia, Rumania y Grecia ("e Roaming").

Nissan y la movilidad sostenible

Simbiosis de personas, vehículos y naturaleza: así define Nissan su filosofía ambiental, basada en el fomento de la movilidad sostenible y el vehículo eléctrico. Nissan trabaja proactivamente para hacer frente a los desafíos medioambientales y contribuir a la reducción de las emisiones de sus vehículos y su actividad corporativa.

A través del Nissan Green Program 2016, el plan de acción ambiental de la compañía, Nissan tiene el objetivo de consolidarse como el fabricante número uno en vehículos de cero emisiones. Para conseguirlo, el programa establece como objetivos mejorar en un 35% la eficiencia en el consumo de combustible (actualmente ha logrado recudirla en un 31,5 %), reducir en un 20% por vehículo las emisiones de CO2 correspondientes a actividades corporativas (este porcentaje se encuentra en el 15,4 %) y minimizar la utilización de nuevos recursos naturales incorporando un 25% de material reciclado en 2016 (Nissan ha logrado en Japón en 2013 una tasa de recuperación del material del 99,5%).