Las ciudades frente al calentamiento global

Publicado el jueves 23 de mayo de 2019

“Las ciudades costeras de Cádiz, A Coruña, Gijón, Bilbao, San Sebastián, Málaga, Alicante, Valencia o Barcelona, entre otras, verían sus calles amenazadas por la subida del mar en el caso de un aumento de las temperaturas de tres grados”

Hacia un modelo de ciudad sostenible

Las ciudades tienen un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático. Ellas son las primeras que deben cambiar y liderar dicha evolución hacia una vida con bajas emisiones de carbono, basándose en la eficiencia y en las energías renovables.

A favor de las ciudades juega el hecho de que cuentan con mayor facilidad para conseguir esta disminución de emisiones, debido a que sus principales sectores contaminantes disponen ya de tecnologías suficientemente maduras para su despliegue masivo. Algunos ejemplos de esto serían el cambio modal de transporte, los sistemas de control térmico como termostatos y sensores, o la instalación de bombas de calor en la edificación, según los datos proporcionados por el informe "Ciudades energéticamente sostenibles: la transición energética urbana a 2030" elaborado por Deloitte.

Según el estudio, la transición energética en las ciudades españolas requiere medidas que actúen en cuatro ejes:

  1. Definir objetivos y modelo de gobernanza municipales.
  2. Impulsar nuevos modelos de movilidad sostenible.
  3. Desarrollar actuaciones que incrementen la eficiencia energética y los usos de energías no emisoras en la edificación.
  4. Convertir a las Administraciones Municipales en un ejemplo de sostenibilidad energética.

Estas medidas, dirigidas principalmente a los ayuntamientos y administraciones municipales, requieren el impulso y apoyo de todos los ciudadanos para conseguir que las ciudades, de forma efectiva, lideren la lucha contra el calentamiento global.