Foto Presidente de Endesa, Borja Prado

Estimado accionista,

Me complace presentarle, un año más, el Informe de Actividades de ENDESA, que nos permite detallarle las acciones más relevantes llevadas a cabo por nuestra Compañía, así como los resultados obtenidos a lo largo de 2016. De esta forma, ENDESA pone a disposición pública toda la información necesaria para comprender la marcha de nuestra Empresa y evaluar los avances obtenidos para cumplir con los ambiciosos objetivos que nos hemos ido marcando durante los últimos años y que se están alcanzando de forma más que satisfactoria.

Este informe me brinda la oportunidad única de dirigirme directamente a todos nuestros accionistas, respaldo indispensable de nuestras actividades empresariales, para mostrarles cómo desafiamos nuestros retos apoyados en una gestión eficiente y responsable de los activos, una estrategia financiera que nos permite afrontar el futuro con solvencia y un proyecto industrial que garantiza nuestro liderazgo a largo plazo en los mercados en los que operamos.

Nuestro sector se encuentra inmerso en un profundo proceso de transformación estructural, en el que se verán afectados todos los actores implicados y que requerirá el máximo compromiso del sector privado, de las administraciones públicas y de los organismos reguladores. ENDESA no solo se ha unido a esta revolución energética sino que tiene la firme voluntad de liderarla. 

De cara al nuevo escenario energético planteado, el año 2016 ha resultado ser un año de vital importancia para los acuerdos en favor del medio ambiente y de la sostenibilidad futura del sector energético. Casi un año después de que tuviera lugar la cumbre de París, en noviembre de 2016 se celebró la cumbre de Marrakech donde la gran mayoría de los países miembros de la Convención Marco de Naciones Unidas se han comprometido al cumplimiento del acuerdo global para limitar el aumento de la temperatura del Planeta.

En este mismo sentido, la transición energética en el continente europeo se ha visto fuertemente respaldada tras el lanzamiento a finales de año del «Paquete de Invierno» de la Unión Europea, bajo el lema «Energía limpia para todos los europeos», cuyo conjunto de reglamentos y directivas constituirá una iniciativa normativa que tiene 3 objetivos principales: dar prioridad a la eficiencia energética, convertir a Europa en líder mundial de energías renovables y poner a los consumidores en el centro de todas las decisiones sobre energía.

Quiero destacar este último punto ya que, por primera vez, el consumidor aparece señalado como el auténtico protagonista en este proceso de cambio, un agente capacitado para poder tomar sus propias decisiones en materia energética. El autoconsumo, el almacenamiento de energía, el acceso a comparativas de precios, los contadores inteligentes o la protección del consumidor, son algunos de los aspectos recogidos en las disposiciones sobre esta materia que marcarán el rumbo de la política energética de la Unión Europea en los próximos años.

En ENDESA somos plenamente conscientes de ello y estamos trabajando con constancia para poder ofrecer al mercado un abanico de productos y servicios que se ajusten a las necesidades del cliente, a la vez que nos centramos en la optimización del sector para conseguir un mundo menos contaminado y una industria más eficiente y competitiva. Encontrar este equilibrio va a ser nuestro gran reto en el futuro próximo y estamos preparados para afrontarlo.

A nivel gubernamental, tenemos la certeza de que España participará y contribuirá activamente en el desarrollo de esta transición energética, consciente además de que supondrá una importante oportunidad para el país y su industria. Para ello, será necesario establecer una estrategia más flexible y coherente con los compromisos futuros, que defina el camino de una forma transparente y objetiva para todos los agentes implicados.

Repasando el año transcurrido, 2016 se ha caracterizado especialmente por la incertidumbre política nacional e internacional. Durante este período, España ha tenido el gobierno en funciones más largo de la historia de la democracia, y sin embargo, esta situación no ha afectado al crecimiento económico, que ha alcanzado un 3,2% de subida del PIB al cierre de año. Además, hemos conocido un dato especialmente ilusionante: el crecimiento del empleo en cerca de un 2,7%.

A nivel Internacional, la incertidumbre ha sido la clave principal, con el referéndum sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, las elecciones en los Estados Unidos o las grandes dudas en los procesos electorales de los países europeos, como síntomas del descontento social generalizado, la falta de confianza en los líderes políticos y el crecimiento de corrientes de fuerte corte populista. La consecuencia de estos acontecimientos genera una gran incógnita en los mercados y no contribuye a favorecer al crecimiento de la economía.

En este contexto, ENDESA cerró a mediados de año con gran éxito la compra del 60% de Enel Green Power España por un importe 1.207 millones de euros, lo que le permite controlar la totalidad del capital de esta Compañía. Esta transacción convirtió a ENDESA en propietaria directa de 1.675 MW en instalaciones renovables, de las cuales el 97% son eólicas, además de una importante cartera de proyectos. En total, 91 plantas de generación cuya producción superó los 3.704 GWh en 2016.

Mediante esta operación, ENDESA mejora sustancialmente su mix de generación, dotando a la Compañía de una sólida plataforma de crecimiento en el sector de las renovables. De esta manera conseguimos dar un paso más en la consecución del objetivo del año 2050, donde toda nuestra capacidad de generación eléctrica deberá ser libre de emisiones.

El plan de adquisición de activos renovables previsto por nuestra Empresa, que complementaría nuestra participación en las próximas subastas para nueva capacidad en España, demuestra el fuerte compromiso de la Compañía por las energías limpias como uno de los pilares fundamentales del crecimiento. Este tipo de inversiones, en cualquier caso, cumplirá con nuestra prioridad de creación de valor para el accionista, y por ello buscamos las fórmulas financieras atractivas que nos permitan obtener un valor añadido real.

En cuanto a los resultados de 2016, me complace enormemente decir que han superado con mucho los compromisos planteados por ENDESA a los mercados en el plan estratégico de 2016 a 2019. Hemos alcanzado en 2016 un Resultado Bruto de Explotación (EBITDA) de 3.432 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10,8% con respecto al año anterior, una vez eliminados los impactos extraordinarios.

Estos resultados se derivan de la excelente gestión del negocio liberalizado con un incremento del 13% en nuestro margen de contribución, la evolución estable del negocio regulado que supone un 63% de nuestro EBITDA y la reducción de costes a través de los planes de eficiencia. Asimismo, reflejan la excelente gestión integrada del margen que es uno de nuestros pilares estratégicos y que nos permite siempre obtener unos resultados estables en diferentes escenarios de precios de los mercados energéticos. A esta estrategia eficiente y rentable en el mercado liberalizado, se une una gestión jurídica y regulatoria muy eficaz.

El beneficio neto de ENDESA durante 2016 ha alcanzado los 1.411 millones de euros, lo que supone un incremento del 27%, una vez eliminados extraordinarios. Otros factores que también han ayudado en este incremento han sido los menores costes de producción, menor generación térmica, menos impuestos a la generación y la reducción del coste de los combustibles, así como la disminución de los costes medios en la compra de electricidad por la caída del precio en el mercado mayorista. Todo ello ha compensado ampliamente la disminución en el precio medio de las ventas.

Conestos resultados, y de cara al interés del accionista, la propuesta de distribución del dividendo para el ejercicio 2016 presentada por el Consejo de Administración de ENDESA a la Junta de Accionistas será por un importe bruto de 1,33 euros por acción con cargo al beneficio neto de 2016, lo que supone un incremento del 30% respecto de 2015.

Podemos estar orgullosos, ya que nuestros sólidos resultados nos permiten mantener e incrementar nuestras cuotas de mercado cuyos niveles han alcanzado el 35% en generación peninsular ordinaria, el 44% en distribución eléctrica y el 35% en ventas a clientes del mercado liberalizado. El número de clientes que han confiado en nosotros como comercializadora en el mercado liberalizado ha aumentado un 6,7% comparado con el cierre del año 2015, alcanzando la cifra de 5.423.040 clientes en este segmento.

Finalmente me despido, pero no sin antes recordar a todos los empleados que forman parte de esta gran Empresa y que trabajan muy duro para alcanzar las ambiciosas metas que nos proponemos, a los más de 12,5 millones de clientes totales de electricidad y gas que confían en nuestra Compañía y, muy especialmente, a los más de 200.000 accionistas que nos apoyan en los apasionantes retos que hemos decidido acometer con ilusión. Todos juntos estamos logrando grandes éxitos, dirigiendo nuestros esfuerzos en la misma dirección para llevar a esta Compañía a consolidar nuestro liderazgo en un sector tan complejo y apasionante.

Como presidente de ENDESA, me siento muy orgulloso de poder demostrar a los miles de accionistas que han confiado en nosotros que hemos cumplido y seguiremos cumpliendo las promesas hechas hace unos años, y que me comprometo con todos ellos a continuar desempeñando un gran papel en estos tiempos de cambio, para seguir contribuyendo al desarrollo de este país y al de nuestra Compañía.

 

Borja Prado Eulate

Presidente de ENDESA