Mantenimiento de la red de distribución eléctrica

“Realizamos revisiones exhaustivas de todas nuestras instalaciones: líneas de alta, media y baja tensión, subestaciones, sistemas de protección y telecontrol, centros de distribución, etc.”

También se utilizan cámaras de infrarrojos instaladas en helicópteros en inspecciones termográficas, que son capaces de detectar elementos con una temperatura más elevada de lo normal. De esta forma se pueden registrar sus coordenadas para activar automáticamente el mecanismo para corregirlo.

Los sistemas LIDAR de detección de luz y distancia se han sumado también a este conjunto de técnicas. Estos permiten, mediante tecnología GPS combinada con sensores láser, la realización de mapas tridimensionales de los bosques alrededor de la red eléctrica y cartografiar las líneas para comprobar si la distancia entre la masa forestal o cualquier objeto cercano y las líneas eléctricas es la correcta.

La mejora de la red es fundamental para garantizar el buen funcionamiento del sistema eléctrico, y ese es el principal motivo por el que invertimos en el estudio, desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías, junto a la renovación de las infraestructuras ya existentes y la formación de nuestros técnicos. De esta forma, no solo aseguramos la continuidad del suministro, sino también la calidad de nuestro servicio.