Comercializadoras, distribuidoras y mercados eléctricos

¿Y la diferencia entre mercado libre y regulado de electricidad? La clave está en el precio del kWh. En el mercado regulado de electricidad (cuya tarifa habitual es el PVPC, Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), el precio varía constantemente en función de la oferta y demanda energética. En el libre, al igual que sucede con las telefónicas, la compañía ofrece diferentes tarifas con diferentes modos de funcionamiento, aunque lo más habitual es que el precio del kWh sea fijo, por lo que siempre sabrás de antemano cuánto te va a costar la energía que consumas.

En definitiva, “en el mercado regulado, la oferta está regulada por el Gobierno y todos los que se acogen al PVPC tienen las mismas condiciones, independientemente de con qué compañía se contrate. En el mercado libre, tú puedes buscar la oferta que quieras con cualquier compañía”, apunta Agrelo.

Entonces, ¿puedo elegir? ¡Sí! Eres libre tanto de cambiar tu compañía comercializadora como tu tipo de contrato libre o regulado. Ahora tú decides.

Si aún tienes dudas o quieres más información, puedes visitar la web de endesaclientes.com, donde te contamos más sobre la liberación del mercado y la diferencia con el mercado regulado.