• {{currentSearchSuggestions.title}}
  • {{currentSearchSuggestions.title}}
{{navigationCta.name}}

El origen de la electricidad

Si alguna vez te has preguntado cuál es el origen de la electricidad, tenemos las respuestas. Descubre de dónde viene la energía más conocida y cómo se crea.

No tenemos más que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que la electricidad está presente en todas partes. Es más, la pantalla donde estás leyendo este blog, sin ir más lejos, está encendida gracias a la electricidad. Pero, ¿cómo se produce esta energía eléctrica? A muchos nos puede parecer magia todo lo relacionado con ella, pero lo que hay tras el milagro de la electricidad que viene hasta nuestras casas y negocios es ciencia, y podemos explicarlo.

¿De dónde viene la energía eléctrica?

La electricidad es una energía secundaria. Esto quiere decir que no está disponible en la naturaleza para que podamos recogerla y usarla sin más, como sí sucede con los combustibles fósiles. Es cierto que los rayos que se originan en las tormentas disponen de una enorme carga eléctrica, pero esta no se puede almacenar ni prever de forma adecuada. Así pues, la electricidad es una energía que hemos de producir a partir de otras energías: las primarias.

"La electricidad es una energía secundaria. Esto quiere decir que no está disponible en la naturaleza para que podamos recogerla y usarla."

Principalmente, estas energías primarias son el petróleo, el gas natural, el carbón, la radiación solar, la fuerza eólica y la mareomotriz. De ellas procede en gran medida la electricidad que está alimentando las neveras de nuestras casas o las pantallas del dispositivo desde el que nos conectamos a internet a diario. Es decir, que la energía eléctrica es una transformación de otras; por eso decimos que es una energía secundaria. Aunque, por supuesto, no basta con recoger grandes cantidades de fuentes energéticas primarias para obtener directamente electricidad.

Al contrario, dependiendo de cada caso son necesarios procesos físicos y químicos diferentes para obtenerla. No es que esta energía secundaria se encuentre encerrada en las primarias; más bien se trata de que estas últimas pueden aprovecharse a través de diferentes métodos, algunos más complejos que otros, para generar electricidad.

En cualquier caso, debe quedarnos claro que la eléctrica es una energía que procede de otras. Y ahora que conocemos cuál es su origen, llega el turno de saber cómo se produce. Este es un paso fundamental que, de hecho, influye bastante en su coste y repercute en la factura final.

¿Cuál es el origen de la energía eléctrica?

Nos encontramos, como hemos explicado previamente, con una situación en la que disponemos de una gran variedad de energías primarias y nuestro objetivo es convertir estas en electricidad. Y vamos a tratar de explicar este proceso punto por punto. Aunque lo cierto es que el método varía dependiendo del caso.

"Disponemos de una gran variedad de energías primarias y nuestro objetivo es convertir estas en electricidad"

Centrales termoeléctricas

Por ejemplo, el petróleo o el carbón son usados en las centrales termoeléctricas. Estas se encargan de producir electricidad a partir del calor generado en la combustión de materiales altamente combustibles, como estos. Ese calor hace que el agua existente en una serie de tuberías se evapore y se transforme en vapor. Este, por su parte, alcanza temperaturas y presiones muy altas; tanto que es capaz de mover una o varias turbinas conectadas a un alternador, el cual se encarga de producir grandes cantidades de electricidad.

Aquí hemos podido ver un proceso en el que, de una serie de fuentes de energía disponibles en la naturaleza (combustibles fósiles, en este caso) se consigue electricidad mediante un proceso sencillo. Pero este principio no solo es aplicable a los materiales combustibles, entre los que deberíamos incluir, además, el gas y el carbón.

Energía nuclear

Las centrales nucleares también funcionan de una manera similar, aunque aquí el calor se genera por un proceso de fisión nuclear.

Energía eléctrica en fuentes limpias

Energía eólica

Si pensamos en otras fuentes de energía primarias, como es el caso del viento, vemos que el proceso es parecido al anterior, pero saltándonos un paso. En este caso, los grandes aerogeneradores o molinos eólicos incorporan las turbinas y alternadores que se encargan de producir, directamente, la electricidad. No hay necesidad de quemar nada ni de generar calor o residuos; tampoco de salvaguardar residuos nucleares; por eso se trata de una energía limpia: es el simple aire que circula por nuestra atmósfera el que se encarga de desencadenar el proceso mecánico que genera la energía eléctrica. Es por ello que está considerado como uno de los métodos con menor impacto a todos los niveles, siendo usado cada vez con mayor frecuencia.

"Los grandes aerogeneradores o molinos eólicos incorporan las turbinas y alternadores que se encargan de producir, directamente, la electricidad"

Centrales hidroeléctricas

Algo parecido sucede con la energía producida por el agua. En las centrales hidroeléctricas se aprovecha el movimiento de saltos de agua o corrientes fuertes. Estas, con su propia inercia, son las encargadas de mover las turbinas, que de nuevo se encuentran conectadas a un alternador para crear esa electricidad que los hogares y las empresas están esperando para funcionar.

Centrares termosolares

No olvidemos la energia provien del sol.Las centrares termosolares transforman la luz del sol en energía a través de sus paneles, compuestos unas láminas metálicas semiconductoras denominadas células fotovoltaicas. Los fotones de la luz solar llegan a las células fotovoltaicas y crean un un circuito eléctrico entre ellas. 

¿La energía solo se produce a través de la electricidad?

Esto no es cierto, aunque a veces lo parezca. Tal y como venimos explicando, nuestras casas y negocios dependen de un suministro energético. Y la verdad es que la energía que consumimos de forma más directa es, sin ninguna duda, la electricidad. En la mayoría de los casos, el calor que recibimos de los radiadores, el frescor del aire acondicionado o la potencia para cocinar nuestros alimentos provienen de aparatos diseñados específicamente para ser alimentados mediante energía eléctrica debidamente transformada y adecuada a un voltaje y amperaje estandarizados.

No obstante, también hay cocinas o radiadores que funcionan con gas, por ejemplo, y que los vehículos a motor siguen utilizando en su mayoría derivados del petróleo para moverse. Pero, aunque la convivencia es perfectamente posible, lo cierto es que avanzamos hacia un mundo en el que la mayoría de la energía que utilizamos en nuestra vida diaria es, de un modo u otro, eléctrica. Pensémoslo: toda o casi toda la energía que nos rodea viene de la electricidad, desde la batería de nuestros smartphones a los semáforos que nos permiten cruzar la calle con seguridad o el ascensor que nos lleva hasta casa sin esfuerzo.

Así pues, nuestra vida está directamente ligada a una forma de energía que, curiosamente, no existe en la naturaleza. O, al menos, no tal y como la consumimos; sí que aparece, de un modo u otro, en los lugares más inesperados. ¡Incluso se puede descargar cuando dos personas se besan! En realidad, es perfectamente normal que nos preguntemos de dónde viene, cómo se produce y cómo funciona esta fuerza invisible que, a lo largo del último siglo, se ha convertido en nuestra compañera de vida.

Por ello, Endesa, tenemos a tu disposición distintas tarifas que se ajustan a tu modo de vida, para que puedas disfrutar de la energía a tu manera. Tanto si sólo necesitas electricidad, como si sólo precisas de gas o quieren combinar ambas energías. ¡Echa un vistazo, encuentra la tuya y comienza a ahorrar sin preocupaciones!

icono consejo Ir al consejo Icono facebook ir a Facebook Icono Twitter ir a Twitter Icono Youtube ir a Youtube Icono Messenger ir a Messenger Icono Linkedin ir a Linkedin Icono Instagram ir a Instagram Logo del enlace compartido ir al enlace compartido marca de verificación icono de marca de verificación icono de flecha hacia abajo icono de flecha hacia abajo icono de cerrar cerrar icono de añadir añadir icono de aumentar aumentar flecha oblicua mira de manera oblicua flecha hacia abajo flecha hacia abajo icono de buscador buscador icono de buscador buscador icono de compartir compartir icono de filtro filtrar icono de correo enviar correo icono de figura correo correo icono de teléfono teléfono icono de fax fax icono de imprimir imprimir icono de play play icono de usuario ir a la sección de usuario icono de error un error ha ocurrido icono de información Información Icono de me gusta Me gusta Icono de me gusta Me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de no me gusta No me gusta Icono de reloj Reloj Icono de lámpara lámpara Icono de lista Lista Icono de mapa Ir al mapa Icono de teléfono Teléfono Icono de emergencia Emergencia Icono de pausa Pausar Icono de play Play Icono de cierre de sesión Cerrar sesión